Voto pandemial: ¿Cómo votarán los ecuatorianos en la pandemia?

En Ecuador existe un solo evento que une a todos sus habitantes: las votaciones. Sin diferencia de clase social, credo, raza; bajo un orden marcial alfabético, pueblo por pueblo y ciudad por ciudad se vuelcan a las calles. Juntos escogerán el futuro presidente y a sus autoridades. 

En una ciudad como Guayaquil con cerca de 4 millones de habitantes, las procesiones son mutitudinarias. Así que en una era en la que la distancia y la individualidad debe ser la norma, el futuro político se preparará en el caldo de cultivo del Covid-19, las ideologías políticas, la propaganda y el encuentro de miles de personas en las juntas receptoras del voto.

¿Cambiará la forma en la que se vota en Ecuador?

La respuesta debería ser sí. No hay forma de repetir lo habitual. El proceso electoral en Ecuador es un ritual. Supera las diferencias culturales. Pero el coronavirus ha cambiado las reglas del juego así que la política se verá también afectada. La pérdida de apoyo de voto duro a Trump en EE.UU. por no estar de acuerdo con su inacción para prevenir la pandemia le costó le reelección.

¿Cómo votarán las distintas generaciones?

Bajo el concepto de los pandemialsla metageneración de boomers, genx y millennials viviendo y sobreviviendo la pandemia. Y cada uno tiene sus prioridades.

Boomers son gente vulnerable. Más de 60 años, bajo el cuidado de su familia, se espera un gran ausentismo. En Ecuador a partir de los 65 años no es obligatorio votar. Quienes lo realizan lo hacen como parte de un deber patriótico con el apoyo de la familia. La familia esta vez preferiría que no se expongan.

Gen X, alrededor de los 40 años, familias jóvenes, temor a traer la enfermedad a casa. Muchos se anticipan a considerar pagar la multa de $60 que se impone a quien no se presenta a votar. Otra parte lo toma como un acto de obediencia civil. Se prepara para ir en un grupo hermético de su familia y acompañar a cada uno para evitar que se exponga más de la cuenta.

Millenials, los jóvenes. Han demostrado ser el punto débil dentro del núcleo familiar. Más resistentes al virus pero más contagiosos, su estilo de vida pone en riesgo a las otras generaciones con las que conviven en su casa. Su voto es clave pues Ecuador cuenta con una población joven. Cerca del 40% de sus habitantes tienen menos de 30 años. Muchos candidatos los buscan en Tik-Tok. Su voto es clave e indefinido hasta el último momento.

Siendo figuras públicas que captarán mucha influencia en los próximos meses, ¿pondrán primero a la gente para evitar que la votación se convierta en un episodio de contagio al elector? Con 16 candidatos a la presidencia se consideran microsegmentos de poblaciones a todo nivel. Estamos a vísperas de una nueva ola de contagios por las reuniones de navidad y fin de año. Las elecciones del 7 de febrero podrían convertirse en un caldo de cultivo para el Covid-19.

El voto le puede costar la vida a muchos y una mala decisión al elegir presidente le puede salir caro a todos.

Por Nuno Acosta.


Te puede interesar



Send this to a friend