TikTok y WeChat podrán seguir funcionando en Estados Unidos

El presidente Donald Trump ha dado su bendición para que la app china TikTok pueda seguir funcionando en territorio estadounidense.

El mandatario aprobó el trato entre TikTok y Oracle, para la creación de una nueva empresa llamada TikTok Global que creará nuevos puestos de trabajo y pasará las operaciones de la plataforma en el país a manos de Estados Unidos.

Las firmas aún tienen pendiente cerrar el trato ante el Departamento del Tesoro, pero las declaraciones de Trump le han dado a la empresa china ByteDance, propietaria de la red social, una semana más para impedir la prohibición de la aplicación en Estados Unidos.

Donald Trump ha destacado que si Oracle y Walmart se asocian con TikTok, «la seguridad sería del 100 %, estarán empleando nubes separadas y una seguridad muy potente y estarán haciendo una contribución de 5.000 millones de dólares (4.200 millones de euros) en educación».

El fin del control de la compañía china Bytedance ha sido una exigencia de la administración Trump, pues aseguran que las políticas de manejo de datos de la empresa y su popularidad representaban una amenaza para la seguridad nacional, cortesía de los nexos que podría tener la aplicación con el gobierno chino.

La suspensión de las descargas, que comenzaría este domingo 20 de septiembre, ha sido aplazada hasta el 27 de septiembre y la suspensión total se concretaría el 12 de noviembre.

En lo que concierne a la aplicación de mensajería WeChat, que tiene muchos menos usuarios en Estados Unidos, una juez bloqueó el intento del gobierno tras una solicitud realizada por una agrupación de usuarios.

La magistrada federal Laurel Beeler, de una corte del Distrito Norte de California, aseguró que la prohibición despierta importantes preguntas relacionadas con la primera enmienda de la Constitución, que garantiza la libertad de expresión.

Esta decisión supone una victoria para la empresa propietaria de WeChat, la tecnológica china Tencent Holdings, y la Alianza de Usuarios de WeChat en EE.UU., una organización que asegura que no está vinculada a la compañía que presentó una demanda contra la Administración de Trump en agosto.

Esta red social es de utilidad para miembros de la comunidad chino-estadounidense o hablantes chinos en el país norteamericano.

«Las pruebas de los demandantes reflejan que WeChat es efectivamente el único medio de comunicación para muchos en la comunidad, no solo porque China prohíbe otras aplicaciones, sino también porque los hablantes chinos con poco dominio del inglés no tienen otra opción más que WeChat»

Razonó la magistrada.

Trump ha asegurado que la aplicación de vídeos de 30 segundos y también la red de mensajería WeChat suponen un riesgo para la seguridad nacional porque la recolección de datos de la red social es entregada al Partido Comunista Chino.


Send this to a friend