‘Westworld’ 3×04: Si quieres que algo se haga bien, hazlo tú mismo

La duda sobre quién estaba en el cuerpo de Charlotte Hale queda resuelta, los recursos de Dolores parecen ilimitados y, por supuesto, la batalla por el futuro luce más elegante que nunca.

El cuarto episodio fue muy importante para esta temporada de ‘Westworld‘. Llegamos a la mitad de todo y acabamos de obtener algunas respuestas a ciertas interrogantes planteadas en episodios pasados, pero también se nos ha revelado que el futuro está lleno de androides muy bien vestidos y con sed de venganza. En “The Mother of Exiles”, Dolores y Maeve tienen la oportunidad de recorrer el mundo de los humanos, realizando robos tecnológicos, asesinando a miembros de los Yakuza, peleando contra otros anfitriones y vistiendo atuendos llenos de estilo. 

Todas estas batallas de alguna forma han acercado a los protagonistas más que nunca y por primera vez desde que arrancó la tercera temporada. Dolores (Evan Rachel Wood) y Caleb (Aaron Paul) se unen para robar la fortuna de Liam Dempsey Jr. (John Gallagher Jr.), gracias a su confianza ciega en Connells (Tommy Flanagan), de quien no sospecha que en realidad es un clon de la persona que trabajó para él. Bernard (Jeffrey Wright) y Ashley Stubbs (Luke Hemsworth) están buscando a Dolores para detenerla y Maeve (Thandie Newton) se ve obligada a obedecer a Engerraund Serac (Vincent Casell), quien claramente no concibe la idea de mezclar humanos con robots, pero le prometió un futuro con su hija a cambio de su ayuda.

Este grupo de personajes se reúne dentro de una misma escena con excepción de Maeve y Engerraund, que sucede cuando hay una fiesta exclusiva para gente donde trabajadores sexuales son subastados y el dinero es destinado, supuestamente, a una organización benéfica (¿alguien recordó Eyes Wide Shut?). El objetivo de Dolores en esa fiesta parece ser el de encontrarse con Liam para hacer una copia de él a la cual puede poner un anfitrión en su interior, pero Bernard y Ashley se le adelantaron. 

En cuanto a Maeve, ella se encuentra en busca de una mujer a la que llaman “la muertera” para dar con el paradero de Dolores y descubrir cuál es la nueva identidad que adquirió, aquella con la que se pasea en el mundo de los humanos. En el camino se topa con un grupo de miembros de los Yakuza, a quienes mata uno a uno para al final encontrarse con Musashi (Hiroyuki Sanada), el espadachín que había conocido en Shogunworld durante la segunda temporada. La conversación que mantienen no se apega a la realidad de lo que sucedió cuando se despidieron en el episodio “Phase Space” y eso le hace notar que algo no está bien. Allí descubre que Musashi, al igual que Charlotte, tampoco es Musashi.

Aunque la madre de la rebelión gana por el momento (no se quedó con el cabecilla de Incite pero al menos detuvo a sus anfitriones enemigos), se produce la revelación más importante hasta ahora: quien estuvo detrás de Charlotte Hale (Tessa Thompson) todo este tiempo fue la propia Dolores Abernathy, y no solo eso, sino que las cinco perlas que había logrado llevarse no pertenecen a ningún otro anfitrión ya que su idea era la de quintuplicarse y hacer todo ella misma. De esta forma se confirma -y comprueba- que Dolores es Dolores, pero Dolores también es “Charlotte Hale”, “Connells” y “Musashi”, cuyos nombres es mejor colocar entre comillas para saber que se habla de una copia de los personajes.

Para cerrar con broche de oro, “The Mother of Exiles” nos regresa a la narrativa de William (Ed Harris), el Hombre de Negro, quien finalmente se reencuentra con Dolores, o su antigua amiga, que es como ella se le presenta en el cuerpo de Charlotte Hale, para destituirlo como socio mayoritario de Delos al decir que ha perdido la razón y en ese estado no puede ejercer. Además, le dice también que llegó la hora de que cumpla con lo que su hija siempre quiso para él y es encerrado en un hospital psiquiátrico, con una última escena en la que se le presenta Dolores y este le pregunta si él es realmente él. 

Recomendamos 👉 ‘Westworld’ 3×03: Anfitriones agresivos, Charlotte Hale y un jugoso enigma

La partida está lejos de terminar y aún quedan más misterios por resolver, aunque en vista de la cantidad de recursos de las que dispone la protagonista, lo que primero se me ocurre es que su plan es mucho más grande de lo que parece, pero otro detalle importante es descubrir cuáles son las dos copias de anfitriones que aún no hemos visto.


Suscríbete a Alerta de Spoiler, el mejor newsletter sobre cine y series.


Send this to a friend