‘Westworld’ 3×02: Nazis, siempre son los nazis

Westworld‘ es sorprendentemente diferente, en más de un sentido. Se está deshaciendo rápidamente de las ilusiones sobre su trama y ciertos personajes, lo cual sugiere que hay mucho más por descubrir en la temporada que apenas va por su segundo episodio.

El caso de Maeve (Thandie Newton) es el mejor ejemplo. En anteriores ocasiones, los misterios de su narrativa tomaban varios episodios para descubrirse, pero ahora, en un solo episodio, se han producido varias revelaciones que no hubiésemos esperado hasta más adelante. The Winter Line retoma su historia justo a partir de aquella escena post-créditos que nos presentaba a War World y es todo un viaje.

Ella no tenía idea de dónde se encontraba, pero pronto se descubre que se trata de uno de los seis parques temáticos de la Corporación Delos, siendo este el basado en la Segunda Guerra Mundial. En los primeros minutos se encuentra con Héctor (Rodrigo Santoro) y, como es lógico, creyó que la iba a reconocer y escaparían juntos. Bueno, él no es un anfitrión “especial”, sino que ha sido reseteado y recibió una nueva narrativa. La conoce de vista, porque es parte del papel que ambos recibieron para esta nueva historia, pero nada más. Su nuevo nombre es Ettore, el de ella Isabella y ahora son espías que deben escapar de los nazis.

Cuando Maeve se da cuenta que lo que está viviendo no es real, decide tomar cartas en el asunto para descubrir qué es lo nuevo que traman los humanos. Se “suicida” para despertar en la Mesa y se encuentra con Lee Sizemore (Simon Quarterman), quien se había sacrificado en la segunda temporada para ayudarla a escapar. Ella no tarda en resolver el rompecabezas y se da cuenta que Lee es en realidad una copia del hombre que fue. Él ofrece su ayuda para que pueda escapar, pero no es tan simple como parece.

Siempre es agradable ver a los personajes de una serie deducir cosas de forma brillante, y Maeve se da cuenta que todo es una simulación. Eso explica por qué otros trabajadores no la reconocen y por qué a Lee le cuesta darse cuenta que es un robot, aunque realmente nada está allí físicamente, sino que todo es un gran “espejismo” creado por Delos. Luego de hacer varias cosas por aquí y allá encuentra el lugar donde realmente se encuentran los anfitriones y logra escapar gracias al uso de la tecnología. Eso la lleva a despertar en casa de Engerraud Serac (Vincent Cassel), quien le presenta la oportunidad de trabajar con él para aniquilar a Dolores (Evan Rachel Wood). No es algo que ella acepta de buenas a primera, pero está bajo su control y él espera que “ella esté de acuerdo”.

El equipo de ‘Westworld’ realizó algunas jugadas sucias en el nuevo episodio al sacar provecho de lo confundido que sus episodios pueden dejar al espectador y también por el tiempo de espera que suele haber de una temporada a otra. Hay mucho por procesar, pero lo de Maeve no fue la única trama visitada; también hubo espacio para la travesía de Bernard (Jeffrey Wright) y Ashley Stubbs (Luke Hemsworth), su inesperado compañero de aventuras que siempre fue un anfitrión.

Stubbs estaba offline luego de haberse disparado en el cuello, pero Bernard logra revivirlo. Su programación, que consiste en proteger a otros anfitriones, hace que siga al recién llegado a ‘Westworld’ porque ese es su deber. Él está decidido a detener a Dolores y sabe que Maeve debe ser parte del plan para hacerla entrar en razón, así, mientras se infiltran en las instalaciones terminamos descubriendo que el “Parque 4” de los seis que posee la Corporación Delos es WesterosWorld (¿?) y ese cameo de David Benioff y D.B. Weiss con la aparición especial de Drogon que nadie hubiese imaginado.

Recomendamos 👉 ‘Westworld’ 3×01: Un arranque ligero que demuestra que hay vida más allá del parque

Aunque eso fue interesante, lo más importante es saber que Bernard está consciente que siempre fue intención de Dolores que él sea quien la intente detener, quizás porque sabe muy bien que en su búsqueda de venganza las cosas se pueden escapar de su control. The Winter Line fue una construcción dentro de una construcción y nos dejó a un dúo al que valdrá la pena seguirle la pista, pero con muchas preguntas sobre lo que está ocurriendo en el año 2058 y a lo que se refirió ese extraño nuevo personaje que asegura que no hay posibilidades para que nuestra especie tenga un futuro.


Suscríbete a Alerta de Spoiler, el mejor newsletter sobre cine y series.


Send this to a friend