¿Alguna vez se preguntaron qué hubiese sucedido si Estados Unidos decidía apoyar al nazismo en la época de la Segunda Guerra Mundial? Pues la trama de ‘The Plot Against America‘ plantea eso y sus terribles consecuencias. 

Dice la historia que en ese tiempo, el presidente Franklin D. Roosevelt estuvo en contra de los nazis y fue firme al sumarse a una guerra que no fue apoyada por muchos de sus ciudadanos, pero logró tumbar al Tercer Reich y acabar con el genocidio judío. Sin embargo, el escritor Philip Roth se preguntó en su novela homónima lo que hubiese ocurrido si Roosevelt perdía las elecciones en ese entonces, y cómo se habría cambiado la historia si su contrincante Charles Lindbergh, simpatizante del Partido Nazi, hubiese ganado. Solo se me ocurre que el destino de la comunidad judía en suelo estadounidense habría cambiado drásticamente. 

David Simon y Ed Burns adaptan este relato para HBO, que comienza en Newark, New Jersey con niños jugando a la guerra en las calles mientras las noticias no paran de llegar. Los nazis avanzan y acaban de llegar a Francia. Estados Unidos está, por ahora, intacto y sus habitantes se preguntan si es necesario involucrarse.

Se entiende que habrá algo de polémica por la temática, pero el enfoque de la miniserie deja ver que se trata de algo mucho más personal. Así conocemos a la familia Levin. Está Herman (Morgan Spector), su esposa Bess (Zoe Kazan) y sus hijos Sandy (Caleb Malis) y Philip (Azhy Robertson). En la misma vivienda se encuentra el sobrino de ellos, Alvin (Anthony Boyle) y la tía Evelyn (Winona Ryder) y en la mesa no se habla de otra cosa que no sea el nazismo.

El autor de la novela se basó en su familia y en sus vivencias personales. Es por eso que el primer episodio, llamado “Part 1”, se centra en gran parte en el menor de los hijos. No tiene clara la situación y hace lo mejor que puede para entender la guerra, pero es gracias a él que vamos descubriendo el mundo a través de sus ojos. Aprendemos que su padre ha recibido un ascenso y ahora podrán mudarse a su propia casa, pero desde que llegan a hacer un reconocimiento al nuevo lugar son víctimas de la discriminación de sus vecinos.

La incomodidad de ese momento hace que Bess quiera quedarse donde viven actualmente, y le recuerda a su esposo que ella, a diferencia de él, creció sola y ante las intensas miradas y malos comentarios de gente que la odiaba por el hecho de ser judía. Afortunadamente, sus hijos no han tenido que pasar por lo mismo porque el barrio en el que han vivido está lleno de gente como ellos, pero con un presidente como Lindbergh será inevitable que los nazis se apoderen de todo y se vuelvan a sentir marginados.

“Part 1” hace un gran trabajo al encontrar un equilibrio en el drama familiar y lo político, y su diseño de producción hace que el espectador se sumerja rápidamente en la época. Es seguro decir que la mejor dinámica de todo el episodio es la que se maneja entre Bess y Evelyn. Comparten tiempo juntas y hablan sobre sus vidas, pero también nos permiten conocer más de ellas y sobre su madre, a la que suelen cuidar entre las dos. Es perceptible la gran química entre Kazan y Ryder, y ese es desde ya el gancho para querer continuar la travesía propuesta por esta adaptación.

Recomendamos 👉 ‘El Visitante’: Un drama sobrenatural que supera a la obra de Stephen King

Lo único criticable de momento es que, al contrario de un episodio piloto redondo, por más bueno que sea no funciona como debería. En los últimos años la televisión se dio cuenta que un episodio debía ser “satisfactorio” en sí mismo sin importar su duración y debe incluir un final real. ‘The Plot Against America‘ no cumple con eso, ya que a pesar de introducirnos en la época y presentarnos a una decena de personajes no hay algo que suceda realmente. Lo más lógico para HBO habría sido que se liberen los dos primeros episodios a la vez.


Suscríbete a Alerta de Spoiler, el mejor newsletter sobre cine y series.

Send this to a friend