Las mayorías de películas sobre asesinatos suelen centrarse en los hechos que conllevan a su resolución en los minutos finales. ¿Qué sucedió? ¿Se encontró evidencia? ¿Quién lo hizo? Pero ‘Lost Girls‘, el nuevo thriller de Netflix, llega a la pantalla chica con otra intención en mente. Basada en el libro ‘Lost Girls: An Unsolved American Mystery de Robert Kolker‘, hace las mismas preguntas pero no con el objetivo de encontrar un culpable, sino de recordar a las mujeres que fueron víctimas, además de demostrar que, en algunos casos, las personas no están dispuestas a ayudar a otras por diversos motivos.

Muchos están acostumbrados a ver producciones policíacas, pero esta vez es más novedoso. El trabajo de la directora Liz Garbus, que viene del mundo del documental con una larga carrera, se aleja totalmente de eso, y más bien es una película anti policía. La razón es la realidad detrás de la historia, que surge de un libro que es, de hecho, una investigación sobre el asesino serial de Long Island, que dejó entre 10 a 16 cuerpos de mujeres, la mayoría trabajadoras sexuales, con muertes ocurridas entre 1996 y 2010.

El relato apela al punto de vista de Mari Gilbert (Amy Ryan), una madre que decide tomar cartas en el asunto luego de la desaparición de una de sus hijas. Shannan Gilbert se esfumó tras encontrarse con un cliente en Oak Beach, Long Island en 2010. Gracias a la búsqueda de su madre y las veces que acudió a la policía fue que se encontró cerca de una decena de cuerpos en el lugar. Algunas de las víctimas fueron estranguladas y arrojadas en fundas de basura, pero otras fueron desmembradas. El caso de Shanna no sería diferente, pero el recorrido es lo que tiene mayor peso.

Conforme avanza la historia descubrimos lo que realmente quiere contar Liz Garbus. No se trata de hablar sobre el asesino serial, porque tampoco se puede ya que no se encontró al culpable, sino sobre la incompetencia de la policía cuando es el momento de actuar. La película describe los últimos momentos de Shannan y lo hace con la verdad. Ella llamó al 911 diciendo que alguien iba a matarla, y la llamada duró más de 20 minutos, pero la policía apareció después de una hora. Para ese entonces, ella ya se había ido de este mundo, y de allí es que la directora toma ventaja para construir su crítica.

Se vale del hecho de que a las autoridades (y a muchos ciudadanos) poco les interesa investigar o colaborar en este tipo de tragedias. Lo poco que se considera a las trabajadoras sexuales, y se hace la comparación de cómo la policía estaría dispuesta a actuar con prontitud si la víctima fuera alguien conocido o de clase alta. Al menos eso es lo que sugiere la directora.

Pero la narrativa también se divide para honrar a las víctimas, no solo del asesino sino del sistema, y cumple con hacer que, al menos por ahora, no se las pueda olvidar. Lo hace con rabia y dolor, con tonos oscuros entre azules y verdes al estilo de ‘Ozark’ (por ratos como si alguien hubiese olvidado encender la luz) y con un nuevo estilo de narración, que proviene de una mujer a la que la transición de la no ficción a dirigir actores le sale muy natural. Y lo vuelve a hacer para centrarse en la madre, Mari Gilbert, quien junto con sus otras dos hijas, Sherre (Thomasin McKenzie, a quien deben ver en ‘Leave No Trace’ y ‘Jojo Rabbit’) y Sarra (Oona Laurence), se embarcan en una búsqueda sin descanso, sin saber si se detendrán tras encontrarla con vida o solo para recibir su cuerpo, tal como sucedió con las demás mujeres.

‘Lost Girls’ no es otra historia sobre crímenes con final feliz. La deuda hacia los familiares de las víctimas también se convierte en una deuda con el espectador que esperaba ver una conclusión. Es poco satisfactoria cuando se trata de justicia, pero es un retrato muy humano de gente imperfecta que debe lidiar con las secuelas de una tragedia. Pese a que pudo profundizar más en quiénes eran las mujeres que murieron, en calidad de seres humanos, de todas maneras encuentra la forma de convertirse en un mensaje poderoso que deja una importante pregunta: ¿Podemos tener esperanzas de que la sociedad, en algún momento, decidirá cambiar para bien?.


Suscríbete a Alerta de Spoiler, el mejor newsletter sobre cine y series.

Comparte el artítulo