Cazadores de nazis en los años setenta: esa es la premisa de la nueva serie original de Amazon que cuenta con un reparto de lujo y toma muy en cuenta las teorías conspiranoicas de la época que, bajo el mando del novato David Weil como creador y guionista, y con Jordan Peele como productor, busca ganarse un lugar como una de las producciones favoritas de los usuarios habituales de las plataformas de streaming.

La serie comienza con la historia de Jonah (Logan Lerman), un joven con gran afición por los cómics y ‘Star Wars’ que sufre una gran tragedia al ver cómo un desconocido mata a su abuela en su hogar. Ella, una superviviente del Holocausto, era muy querida y su funeral se llena de gente que la conoció incluso en aquella dura época, siendo allí donde se le presenta un misterioso millonario llamado Meyer Offerman (Al Pacino), que parece saber más de lo que le cuenta al joven. No hay que esperar mucho para luego aprender que Offerman dirige una operación de cazadores de nazis, encargada de buscar a los alemanes que lograron huir de ese país con destino a Estados Unidos.

Pero ¿cómo sabemos que los nazis se pasean por América? Resulta que adquirieron nuevas identidades, que los protagonistas llevan tiempo tratando de descubrir, ya que llegaron al territorio gracias al propio Servicio de Inteligencia y Militar de los Estados Unidos. La Operación Paperclip, uno de los hechos reales que la ficción toma en cuenta, existió y consistió en extraer de Alemania a los científicos nazis especializados en las superarmas que usaron en el Tercer Reich, que incluyeron armas químicas y experimentación médica, con el objetivo de ganar la carrera espacial a Rusia. Además, los cazadores de nazis sí existieron a mediados del siglo XX, pero lo que vuelve a ser ficción es que estos individuos, de acuerdo con lo que propone la serie, buscan establecer el Cuarto Reich, tomando órdenes directas de La Coronel (Lena Olin).

Los cazanazis son víctimas directas del Holocausto y sus historias son de lo más diversas. Meyer Offerman reclutó a sus miembros, Jonah es un genio para los rompecabezas y toma el lugar de su abuela en el grupo, Mindy y Murray Markowitz (Carol Kane y Saul Rubinek) conforman una pareja sedienta de venganza que perdió a su hijo a mano de los nazis, Lonny Flash (Josh Radnor) es un actor y maestro del disfraz. Mientras que Roxy Jones (Tiffany Boone) fue una de las primeras integrantes de los Hunters y es la conductora del grupo, Joe Mizushima (Louis Ozawa) es un veterano de la Guerra de Vietnam y la Hermana Harriet (Kate Mulvany) es una ex MI6 que ahora trabaja en las misiones de este bando.

Hunters‘ toma mucho del cine de explotación desde el arranque con ese debate entre adolescentes sobre Darth Vader y cómo los personajes de color tienden a ser mostrados como los villanos en el cine y la televisión. A lo largo de sus diez episodios se encuentran discursos similares, mezclados con una ola de locura colorida y sangrienta que parece sacada de una novela gráfica, pero es todo parte del ingenio de su creador. A ratos es excesiva, pero siempre con un toque esquizofrénico que podría justificarse con el hecho de que busca justificar la tragedia que fue la muerte de la abuela del protagonista con la forma en la que él la veía: una superheroína.

Y esto es si se la quiere justificar, porque de lo contrario ‘Hunters’ padece de un constante cambio de tono que a veces le juega en contra. El primer episodio, de una hora y media de duración, apenas sirve como una introducción a la aventura de los cazadores de nazis, pero este aparente desequilibrio causa estragos en la fórmula, que por ratos parece una mezcla de ‘Bastardos Sin Gloria‘ de Quentin Tarantino y ‘La Lista de Schindler‘ de Steven Spielberg, porque no sabe si prefiere abrazar su desenfreno o quedarse como un drama con toda la seriedad del caso. 

Esa ansiedad que el espectador puede sentir con su primera temporada (más de diez horas de reproducción en total) se ve premiada al final con un sorprendente giro que no solo podría provocar satisfacción o curiosidad, sino que complace a quienes quieren creer en las teorías de conspiración que surgieron alrededor del Holocausto y la muerte de Adolf Hitler.

‘Hunters’ es una serie a la que vale la pena darle una oportunidad, pero no hay que ser estrictos sobre su exactitud en los hechos históricos porque podría herir susceptibilidades y perder puntos por ese motivo.


Suscríbete a Alerta de Spoiler, el mejor newsletter sobre cine y series.

Comparte el artítulo