El exproductor de Hollywood Harvey Weinstein fue sentenciado el miércoles a 23 años en prisión por violación y abuso sexual, un momento que muchas acusadoras del magnate no pensaron que llegarían a ver.

Weinstein, quien ha sido acusado de abusar sexualmente de decenas de mujeres, fue declarado culpable el mes pasado de violar a una mujer en un cuarto de hotel en Nueva York en 2013 y de darle sexo oral por la fuerza a otra en el apartamento de él en 2006. Enfrentaba una pena máxima de 26 años tras las rejas.

Las dos mujeres por las que fue condenado -una exaspirante a actriz y una exasistente de producción de cine y TV- hablaron en la corte el miércoles antes de que el juez James Burke anunciara la sentencia, confrontando a Weinstein nuevamente luego que sus testimonios ayudaron a sellar su condena en el juicio histórico para el movimiento #MeToo.

[vía/chicagotribune]

Comparte el artítulo