Disney anunció que desde el próximo sábado 25 de enero el parque de atracciones en Shanghai cerrará sus puertas como medidas cautelares a la crisis del coronavirus que ha azotado a China durante las últimas semanas.

En declaraciones dadas por la compañía se señala que tomó esta determinación «en respuesta a la prevención y el control del brote de la enfermedad y para garantizar la salud y la seguridad de nuestros invitados y del elenco».

Asimismo dijo que se reembolsará el dinero de las entradas a quienes tenían reservas hechas para el parque y también dejó saber que continuarán «monitoreando cuidadosamente la situación y en contacto cercano con el gobierno local».

El coronavirus ya ha cobrado la vida de aproximadamente 26 personas y otras 881 están enfermas, siendo China el principal lugar afectado. En ese sentido, las autoridades de ese país han optado por restringir eventos masivos y actividades que puedan congregar a muchas personas para así evitar que el virus se siga propagando. Llevando incluso a cancelar las festividades por el año nuevo lunar. Ciudades como Wuhan, en donde se originó el virus, han tomado medidas de aislamiento para controlar la crisis.

Aunque la decisión de cerrar Disneyland Shanghai es pasajera, se extenderá hasta que la compañía considere segura su reapertura.

Comparte el artítulo