‘Star Wars: El Ascenso de Skywalker’: El desafortunado final para una saga emblemática

Llegó ‘Star Wars: El Ascenso de Skywalker‘ a los cines y con ello el final de una saga creada por George Lucas en 1977 que en primera instancia no se pensó cuál sería su alcance con el público, y que al final se convirtió en una de las sagas más emblemáticas.

«El Retorno del Jedi» en 1983 marco el «cierre» de la historia con la muerte de Dark Vader y Palpatin como los villanos, Luke Skywalker siendo maestro Jedi y la caída del Imperio; pero con el anuncio de una nueva trilogía para 1999 siendo precuela de la saga original, conmocionó a los fans, en la que pudimos conocer el origen de Dark Vader y que cerró en 2005 con Episodio III «La venganza de los Sith«. Pasaron los años y de forma sorpresiva se anunció la última trilogía de la saga y con el esperado estreno del Episodio VII «El despertar de la Fuerza» en 2015 muchos fans estremecieron con el entusiasmo por volver a ver a sus personajes favoritos en pantalla; pero otra gran parte temía que esta nueva trilogía anunciada como el cierre definitivo no fuera digna de toda esta historia.

Con el estreno del Episodio VII dirigido por J.J Abrams, ya se asumía que tendría un aire y similitud de que esta nueva trilogía tendría un parecido a la original, con la aparición de BB-8 y que resguarda información del paradero de Luke, simula a «Una Nueva Esperanza» con la travesía de Arturito y su resguardo con los planos de la Estrella de la Muerte. La aparición de un nuevo piloto hábil simulando a Han Solo ahora llamado Poe Dameron, interpretado por Oscar Isaac. Todos estos detalles le sirvieron al episodio VII y fue bien recibida por los fans y por tanto se tenía una amplia expectativa en su continuación en el episodio VIII.

Llegó el 2017 y con ello episodio VIII «Los últimos Jedi» dirigido por Rian Johnson, y desde su título la preocupación de los fanáticos se elevó ya que se anunciaba de forma indirecta la muerte de Luke Skywalker. Pero fueron más los fallos argumentales que disgustaron a los fans, entre ellos, la revelación del origen de «Rey» al mostrarnos que sus padres eran personajes sin ningún vínculo Jedi, luego de que los fans hayan especulado muchas teorías. Además de su habilidad instantánea para el control Fuerza, que en episodios pasados habían demostrado que conlleva años de entrenamiento dominarla, y además de su repentino conocimiento de pelea con el ligthsaber. Y como extra nos muestran la muerte del nuevo villano el Líder Supremo Snow, que para muchos salió de la nada y no había logrado generar ningún impacto transcendental.

***Advertencia Spoiler ****

Luego de toda la crítica recibida, Disney y Lucasfilm dudaron en la producción del episodio IX que tendría que contar el final de esta saga. Tuvieron que recurrir de nueva cuenta a J.J. Abrams quien aceptó el reto de corregir estas fallas argumentales, en la cual El Ascenso de Skywalker se concentra en ello y bien su título podría cambiar a Star Wars: La corrección del Episodio VIII.

La trama da comienzo algunos años después de Los últimos Jedi, nos muestra a Rey entrenando con Leia justificando su habilidad con el laser y el uso de la Fuerza, OK!. Nos traen devuelta al Emperador Palpatin, quien «murió» en el episodio VI, pero resulta que por el uso del Lado Oscuro de la Fuerza sobrevivió y estuvo oculto en un planeta de territorio Sith y creó a Snow como un clon para controlar a la Nueva Orden desde las sombras mientras prepara su Nuevo Imperio, OK!. Nos revelan que Rey en realidad es nieta de Palpatin y que sus padres eran Sith que huyeron de la orden para salvarla, por ello su habilidad innata con la Fuerza, OK!.

En los actos finales, las muertes de Kylo Ren y Leia no causan ningún efecto emotivo en general; mientras que la apropiación de Rey del apellido Skywalker deja un vacío y aire de «aamm ok«, convirtiéndolo en un guión totalmente forzado a que las acciones pasen, por tanto no disfrutable; reacción que se ve reflejada en su baja calificación en las críticas tras sus primeras horas de estreno. Por otro lado la banda sonora creada por John Williams es impecable y los espectaculares efectos especiales hacen que logres disfrutar de la película en aspectos generales, y si, si tiene unas cuentas escenas con muchos rayos y luces que pueden causar algún efecto en los ojos.

Rian Johnson previamente había mostrado en Los últimos Jedi que el uso de la Fuerza puede ser usada por cualquier individuo, sin necesidad que sus antepasados tengan algún vínculo Jedi con la escena de un niño atrayendo una escoba a su mano mientras observa el cielo; argumento que usara para la creación de la trilogía que Disney le encargo, narrativa que será muy apartada de lo mostrado en estos 42 años de saga.

Star Wars: El Ascenso de Skywalker merecía ser diferente y Disney le quedara debiendo a los fans un cierre digno a una saga tan emblemática para el mundo del cine; no será tan debatible como el final de Game of Thrones, o sentimental y espectacular como Avengers: Endgame pero ahí estará, el episodio IX el final de la historia de los Skywalker.

Comparte el artítulo