Donald Trump culpa a los videojuegos por la violencia en Estados Unidos

Luego del lamentable atentado ocurrido el pasado fin de semana en El Paso, Texas y Dayton, Ohio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se expresó al respecto solicitando a todos los ciudadanos un cambio en la cultura, además de afirmar que los videojuegos glorifican la violencia.

“Debemos detener la glorificación de la violencia en nuestra sociedad. Esto incluye los horribles y viscerales videojuegos que ahora son muy comunes. Es muy fácil que los jóvenes con problemas se rodeen con una cultura que celebra la violencia. Debemos detener o substancialmente reducir esto, y debe empezar de inmediato. El cambio cultural es algo difícil, pero cada uno de nosotros puede crear una cultura que celebre el inherente valor y dignidad de cada vida humana. Es lo que debemos de hacer.”

citó el mandatario.

Además señaló que Internet se ha convertido en un lugar peligroso, en alusión a que el atacante del Walmart de El Paso había subido un manifiesto a 8chan antes de perpetrar la masacre:

“Debemos reconocer que Internet provee un peligroso foro en el que las mentes dañadas se radicalizan”.

El mandatario se comprometió a ofrecer más apoyo e investigaciones de parte del FBI para las víctimas de estos sucesos y a trabajar de cerca con las compañías de redes sociales para «desarrollar herramientas que puedan detectar a posibles tiradores antes de que ataquen».

En contraparte a lo dicho por el presidente, Hillary Clinton (quien fue su contrincante durante las elecciones presidenciales), mencionó que el problemas no son los videojuegos sino las armas:

«Las personas sufren de enfermedades mentales en todos los demás países de la tierra; la gente juega videojuegos en prácticamente todos los países del mundo. La diferencia son las armas».

El pasado 3 de agosto un hombre de 21 años disparó en un Walmart de El Paso, Texas, dejando un saldo de 21 personas fallecidas. El atacante está en custodia. Mientras que el domingo 4 de agosto un hombre abrió fuego en Dayton, Ohio, dejando un saldo de nueve personas muertas y al menos 27 heridas. [vía / CNN]

Comparte el artítulo