Huawei no podrá instalar Android ni apps de Google en sus próximos equipos

El gigante de Mountain View ha suspendido los negocios que mantenía con Huawei relacionados con la transferencia de productos de hardware y software.

A consecuencia de la orden ejecutiva firmada por el Presidente Donald Trump en donde se prohíbe de inmediato que las compañías de Estados Unidos utilicen componentes y dispositivos de telecomunicaciones creados por empresas extranjeras, que podrían representar un riesgo a la seguridad nacional, Google suspendió la licencia de su sistema operativo móvil Android con la empresa china Huawei,según reporta Reuters.

Esta orden pone a Huawei en la lista negra del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, lo que impide la comercialización de cualquier clase de sus equipos, sean móviles o equipos de redes. Además ninguna empresa podrá hacer negocio con la misma sin aprobación del gobierno.

Esta situación llevó a la gente de Mountain View a suspender de inmediato la transferencia de productos con el gigante tecnológico chino, causando que los dispositivos móviles de la compañía pierdan acceso a las actualizaciones oficiales de Android. Además, las próximas versiones de sus smartphones no podrán usar apps y servicios de Google como Play Store, Google Maps, Gmail, entre otras.

Huawei seguirá teniendo acceso a AOSP, que es una versión básica de Android disponible a través de una licencia de código abierto. Y de continuar el bloqueo, tendrá que crear su propio SO y su propia tienda de aplicaciones.

Según el medio, los pormenores de esta decisión todavía se están discutiendo en Alphabet Inc., la compañía propietaria de Google. Por su parte, Google ha confirmado que los smartphones actuales de Huawei seguirán disfrutando del acceso completo a la suite G y a las protecciones de seguridad de la empresa. Sin embargo no se aclaró que pasará con las futuras actualizaciones de Android de los dispositivos que ya están en el mercado.

Aunque Trump no puntualizó qué compañías estaban siendo acusadas de ser un riesgo para la seguridad nacional, se da por hecho que su principal dardo es contra Huawei. Incluso ya ha dado la orden de que agencias gubernamentales no usen sus productos.

La compañía siempre ha negado las acusaciones de espionaje y de lazos con el gobierno chino que la han puesto (junto a ZTE) en el punto de mira del gobierno de Trump.

Comparte el artítulo