‘Game of Thrones’ 8×03: Los caídos que nos dejó la Batalla de Winterfell

Finalmente se reveló la feroz batalla de Winterfell entre los vivos y los muertos.

El tercer capítulo de la octava temporada de ‘Game of Thrones‘, The Long Night, es considerado por muchos como el mejor episodio que una serie de televisión pudo mostrar. Y no es para menos, la acción, suspenso, angustia, euforia y demás emociones encontradas, no le hacen justicia al espectáculo visual que nos ofreció el director Miguel Sapochnik en este episodio.

***Spoiler Alert***

Con la muerte del Night King en manos de Arya Stark, la amenaza de los muertos llega a su fin, pero con ello también la vida de algunos de los personajes que nos han acompañado a lo largo de la serie.

Jorah Mormont: Hijo del Lord Comandante Mormont, juró defender a Daenerys Targaryen y murió combatiendo a las afuera de Winterfell junto a ella en campo abierto.

Lyanna Mormont: Reina de Bear Island, juró defender al Norte y se mantuvo en batalla logrando matar a un gigante zombie incrustándole una daga de vidrio de dragón en el ojo; con su muerte la Casa Mormont queda sin heredero.

Eddison Tollet: Compañero de Jon Snow y proclamado último Lord Comandante de la Guardia de la noche, murió defendiendo a Samwell Tarly del ataque de los muertos.

Theon Greyjoy: Descendiente de los Isla de Hierro y criado por Ned Stark, luego de su traición contra los del Norte de salva a su hermana de su tío Euron Greyjoy, regresa a Winterfell para defenderla y muere en manos del Night King defendiendo a Brandon Stark.

Beric Dondarrion: Líder de la Hermandad sin Estandarte y sirviente del Señor de la Luz, cumple su misión de salva a aquella persona que acabara con la oscuridad del mundo, Arya Stark.

Melisandre: El personaje con más misterio en toda la serie, logra ser de gran ayuda en la gran batalla y que además nos predice que su muerte será antes del amanecer, donde al final la lucha camina hacia las afuera de Winterfell, se quita el collar con la gema que la mantenía joven y muere al caer en la nieve.

¡Valar Morghulis!

Comparte el artítulo