#10YearsChallenge estaría siendo usado por Facebook para otros fines

Hace poco se hizo viral en redes sociales, especialmente en Facebook, el popular #10YearsChallenge, reto que consiste en postear una foto actual junto a una de hace 10 años atrás, esto con la finalidad de ver los estragos que ha causado el paso del tiempo.

Sin embargo, el sitio de tecnología estadounidense Wired considera que este nuevo juego viral no es tan inocente como parece y esconde algo más perverso: Facebook está utilizando las imágenes para entrenar su tecnología de reconocimiento facial.

De acuerdo con la autora del artículo, Kate O’Neill, el #10yearschallenge es perfecto para adiestrar y corregir el algoritmo de reconocimiento facial que usa la red social gracias a la cooperación “voluntaria” de sus usuarios, que están facilitando ejemplos de evoluciones de millones de rostros de todos el mundo a través del tiempo.

Claro, puedes extraer de Facebook fotos de perfil y buscar de fechas de posteo o data EXIF. Pero toda esa colección de fotos de perfil terminaría generando mucho ruido inútil. La gente no suele subir fotos en orden cronológico y raramente postean fotos que no sean más que ellos mismo en su foto de perfil (…) En otras palabras (el #10yearschallenge) puede ayudar a obtener fotos limpias, etiquetadas, simples de “antes y después”, escribe O’Neill, data mucho más procesada y por tanto útil para la plataforma.

Esta teoría destaca que incluso las personas escanean fotos físicas (es decir, no digitales) para el reto y las etiquetan con fechas específicas y en varios casos incluyen información extra como donde fue tomada, lo que lo convierte en un metadata procesada y de alto valor para desarrollar algoritmos.

La autora también asegura que usar estas imágenes para entrenar al algoritmo de Facebook “no es necesariamente malo”. De hecho, afirma que es “inevitable”, aunque acota en que después del escándalo de Cambridge Analytica el año pasado se ha vuelto particularmente delicado confiar en la corporación de Mark Zuckerberg.

Comparte el artítulo