‘Outlaw King’: Brillante y brutal secuela histórica de ‘Corazón Valiente’

Si disfrutas de una buena recreación histórica o en general de buena historia con valientes hombres que no temen perder su vida por la causa que defienden, ‘Outlaw King‘ te encantará.

Se dice que la historia la escriben los que ganan y en este caso no son los ingleses. El filme del escocés David Mackenzie retrata una parte de la larguísima y violenta historia entre Escocia e Inglaterra. Claro que cuando se formó el Reino Unido todo fue paz y amor, pero antes de eso hubo mucha sangre, traiciones y el objetivo de la anhelada independencia; aunque esta última cueste la vida de los propios habitantes que luchan por el honor de su país.

En ‘Outlaw King’ estamos en la Escocia de 1304 donde vemos a Robert the Bruce (Chris Pine) en el momento de su rendición ante Eduardo I (Stephen Dillane) después de varios años de batallas, porque era eso o que le corten la cabeza. Al año siguiente de estos hechos se conoce el desafortunado final de William Wallace, el último héroe que le quedaba a Escocia, que fue capturado, desmembrado y sus partes regadas por toda Inglaterra.

Robert se casa con Elizabeth Burgh con el fin de obtener alianzas que lo favorezcan en el futuro y en vista que todo va de mal en peor, se pone manos a la obra y decide él mismo eliminar a la competencia y convertirse en el defensor de su pueblo. Una de sus primeras tareas, al mismo tiempo que trata de proteger su vida, es la de reunir hombres con los que pueda salir a pelear.

La historia dice que Robert siempre fue perseguido, de pocos aliados y para rematar se convirtió en un rey que no tenía reino que gobernar. En el filme esto se retrata fielmente cuando vemos que consiguió formar un ejército de apenas cuarenta almas con las que combatiría a los ingleses; siendo culpa suya debido a cierto crimen que provocó la desconfianza de quienes se le acercaban.

Lo que presenta ‘Outlaw King’ son justamente los primeros años de la lucha de nuestro protagonista por conseguir el apoyo de sus compatriotas, cuya mayoría no está de acuerdo con la particular forma en la que llegó al trono y su estilo de pelea que, aunque no era bien visto, fue lo que llevó a él y sus cuarenta hombres a ganarles a los ingleses, porque nadie contaba con la astucia de Robert the Bruce y el amor por la camiseta de su humilde gente.

David Mackenzie ya había demostrado su grandiosa habilidad narrativa con ‘Hell or High Water’ -fácil la pongo como una de mis películas favoritas de 2016- y en ‘Outlaw King’ hace lo que quiere y de forma brillante, comenzando por un espectacular plano secuencia de varios minutos de duración que deja al sobrevalorado ‘Daredevil’ de Marvel/Netflix en pañales.

También es notoria la ambición del servicio de streaming que no escatimó recursos en la realización de este filme. La compañía puso toda la carne en el asador y nos lleva a la época en la que ocurrieron estos hechos de una forma verosímil; detallando tanto a ese pueblo y su modo de vida en ese entonces, así como su comportamiento en el campo de batalla.

El apartado técnico en ‘Outlaw King’ es quizás de lo mejor de Netflix en lo que va del año. La cinta actúa como una carta de amor a Escocia gracias a su exquisita fotografía en unas locaciones de ensueño que incluyen los castillos de Craigmillar, Doune y el Palacio de Linlithgow.

Chris Pine vuelve a unirse a Mackenzie, quienes habían trabajado juntos en ‘Hell or High Water’, y parece que a este par se le da bien el relato del buen hombre que es capaz de llegar hasta las últimas consecuencias por las causas en las que cree. A ellos se une Florence Pugh que a sus veintidós años no para de impresionarnos, y más aún cuando tiene en Elizabeth la oportunidad de interpretar a una mujer fuerte que, aunque no esté siempre de acuerdo con Robert, decide estar a su lado ya que la causa es justa.

A través del guión conocemos a un héroe sin defectos, casi un santo. Aquí hubiera sido interesante explorar una historia con matices no solo para hacer más interesantes a los personajes sino para adquirir un mejor punto de vista; aunque tampoco es que ‘Outlaw King’ se da tiempo para desarrollarlos.

Las dos horas de metraje se van rápido, sobre todo para los que gustan de este tipo de relatos, y no deja de ser interesante y muy entretenida, aunque admito que al final me dejó con ganas de más de la historia de Robert the Bruce porque este filme solo cuenta una parte de su vida… ¿Quizás en algún momento decidan continuar la historia? Ahí te la dejo, Netflix.

En general, ‘Outlaw King’ es una película muy correcta, que de haber aprovechado ciertas cositas en cuanto a sus personajes podría haber logrado más. De ahí la reconstrucción de la época, la banda sonora, las batallas sangrientas y hasta el acento impuesto de Chris Pine hacen de este filme algo de justicia a uno de los héroes olvidados de la historia: el verdadero corazón valiente.

Comparte el artítulo