La transparencia electoral tiene oportunidades en América Latina a través de la tecnología

A raíz de las irregularidades electorales que se han presentado durante los últimos años en América Latina, cada vez son más los ciudadanos que exigen a sus autoridades soluciones transparentes y auditables que les permita confiar en los procesos.

Esta situación ha generado un amplio debate en los gobiernos sobre la necesidad de innovar en herramientas tecnológicas que brinden seguridad, confianza, y eliminen los tipos de fraude que enfrentan muchos países de América Latina.

Durante las elecciones del 4 de febrero del 2018 en Ecuador, se registraron irregularidades en la divulgación de los resultados por parte del CNE y su plataforma digital. La Misión de expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA) cuestionó la falta de transparencia y acceso a la información electoral, justamente en la etapa más importante: el escrutinio.

Expertos señalan que innovar tecnológicamente en materia electoral es fundamental para garantizar transparencia e institucionalidad de los procesos. Ecuador se prepara cada vez más para la adopción de nuevas tecnologías que les permitan proteger sus elecciones y robustecer sus plataformas tecnológicas actuales para lidiar con temas que van desde la suplantación de identidad hasta la publicación de resultados.

A continuación, algunas ventajas de la implementación de tecnología en los procesos electorales:

  • La tecnología electoral permite que todas las partes involucradas sean testigos de lo que ocurre antes, durante y después de una elección. Y una de las características más importantes es el comprobante impreso del voto (VVPAT por sus siglas en inglés). Estos recibos respaldan el conteo electrónico y permiten, de ser necesario, auditar los resultados.
  • La votación, conteo y totalización computarizados eliminan la introducción de errores (por el factor humano) que en mayor o menor medida siempre afectan los resultados en una elección manual.
  • Los sistemas bien diseñados y con un propósito especial específico reducen la posibilidad de alteración de los resultados y eliminan el fraude. La seguridad se incrementa entre 10 y 1.000 veces dependiendo del nivel de automatización.
  • Pueden obtenerse resultados oficiales pocos minutos luego del cierre de la votación (en comparación con resultados preliminares basados en conteos rápidos o encuestas a pie de urna).
  • El costo por votante decrece significativamente cuando se automatiza una elección, incluso luego de tomar en consideración la inversión inicial en tecnología.
  • En países extremadamente poblados la tecnología se pone al servicio del medio ambiente, pues evita la tala indiscriminada de árboles para la fabricación de millones de papeletas de votación.

El informe más reciente de la Misión de Observación Electoral (MOE) evidencia que los dos delitos electorales más recurrentes en América Latina: la compra y venta de votos, el fraude y la manipulación de las actas durante es escrutinio. Ambos son fácilmente mitigables con el uso de tecnología.

Comparte el artítulo