Toda la tecnología detrás del balón del Mundial Rusia 2018

Cada año se integran diferentes tecnologías al juego, desde el famoso sistema VAR para verificar la legalidad de las jugadas polémicas, hasta tecnologías médicas para mantener a los jugadores en condiciones óptimas para cada partido.

Y como siempre, los balones siempre son elaborados cuidadosamente para tener el peso y equilibrio necesario para cumplir con todas las reglamentaciones de la FIFA. Para el caso del Mundial de Rusia, el balón oficial es el Telstar 18. 

Este balón no solo está construido para tener el peso perfecto para crear una competencia equilibrada en cada uno de los partidos donde se utilizará. También cuenta con un chip que le otorga tecnología NFC (Near Field Communication). Esta tecnología se utiliza durante los partidos para recopilar instantáneamente datos acerca del movimiento del balón en la cancha, desde la velocidad después de un disparo hasta la ubicación exacta del esférico en cada momento del partido.

El diseño del Telstar 18 es un homenaje a los mundiales del pasado, con los paneles negros casi luminiscentes para mejorar su visión desde cualquier punto, no importa si es desde la cancha o las gradas. Este nuevo diseño esta creado para la facilidad de visión desde lejos.

Probado incesantemente en laboratorios de Suiza y Alemania, y con ayuda de algunos de los mejores jugadores en la Federación, como Messi.

Tan orgullosos están del diseño y características de de este balón, que Rusia decidió enviar uno de ellos al espacio. Hace tres meses fue llevado a la Estación Espacial Internacional por los astronautas Anton Shkaplerov, Norishige Kanai y Scott Tingle. Sin duda se trata de una de las inversiones más grandes para la creación de un nuevo balón.

vía Fayerwayer

Comparte el artítulo