Las tarjetas SIM tienen los días contados gracias a ARM

La compañía de diseño de microprocesadores móviles ARM ha presentado su nueva iSIM, una tarjeta SIM integrada en el procesador que no solo reduce su tamaño sino que ayuda a simplificar la implementación de los productos de Internet de las Cosas.

El tamaño de la iSIM aún es incierto, pero se estima que sea de una fracción de milímetro cuadrado, más pequeña que la NanoSIM (12,3 x 8,8mm) y que la eSIM (6 x 5mm), la SIM integrada en el dispositivo móvil. Esto ayudará en dos frentes: el primero, ahorrar espacio en nuestros dispositivos móviles. El segundo, ahorrar costes para los fabricantes.

Por su parte, ARM tiene la ventaja de tener a Qualcomm y MediaTek como principales clientes. La implementación de este nuevo formato está previsto para finales de año.

vía Xataka

Comparte el artítulo