Cometí un error y lo siento, admite Zuckerberg ante Congreso de EE.UU.

Mark Zuckerberg tuvo su primera comparecencia ante el congreso de los EEUU sobre el escándalo de Cambridge Analytica, en donde se acusa a Facebook por el uso indebido de datos de más de 70 millones de ciudadanos de ese país.

En la sesión conjunta entre los comités Judicial y de Comercio, y de Ciencia y Transporte del Senado, el CEO de Facebook admitió los errores por parte de la red social y se disculpó por no dar seguimiento la filtración masiva de datos personales de sus usuarios realizado por Cambridge Analytica.

Fue un error, tuvimos que haber hecho seguimiento. Cuando supimos que CA ya no utilizaba la información, no notificamos a los usuarios porque lo consideramos caso cerrado”, dijo el Zuckerberg ante el pleno al explicar que en 2015 exigieron a Cambridge Analytica dejar de usar los datos.

Calificó a su red social como una compañía idealista, asumiendo la responsabilidad ante lo ocurrido. Además de recalcar que confiaron en que Cambridge Analytica iba a borrar la información de los usuarios que tenían almacenada. Así mismo advirtió que si la empresa no lo hace, iniciaría acciones legales contra ellos.

El CEO también respondió sobre las ambiguas políticas de privacidad de la aplicación:

Las políticas de privacidad largas son confusas, por eso la hicimos lo mas simple posible para que la gente la entienda, aunque sabemos que la mayoría de los usuarios no lo van a hacer”.

Varios senadores también le preguntaron sobre su disposición a adoptar las mismas regulaciones que se aplican en la Unión Europea, caracterizada por ser más estricta con empresas tecnológicas en cuanto al almacenamiento y uso de datos. El director ejecutivo evitó contestar directamente, aunque señalo que, en el caso de implementarse, serían diferentes por las diferencias entre EEUU y otros países.

Antes del escándalo de Cambridge Analytica, Facebook también tuvo que enfrentar numerosas acusaciones a finales del año pasado por permitir la difusión durante la campaña presidencial de 2016 de noticias falsas que habrían podido afectar a la intención de voto.

Dichas acusaciones llevaron a la red social, así como a Google, a comprometerse el pasado mes de noviembre a adoptar medidas para detener la difusión de noticias de origen dudoso mediante la limitación de su publicidad.

Comparte el artítulo