Disney termina su acuerdo con Netflix y lanzará su propio servicio de streaming

Disney finalizará su acuerdo de distribución con Netflix y lanzará su propia plataforma de streaming; el servicio estaría disponible en 2019.

La repentina decisión es un verdadero golpe para Netflix, ya que se realizó un valioso acuerdo con Disney en 2012, antes de que el streaming despegara. Por su parte, Disney tiene una enorme biblioteca de valiosas películas y espectáculos para ofrecer, lo que provoca que el público compré, alquile o gestione vía online su contenido, incentivando a que la gigante productora se inmersa en el mundo del streaming.

Sin embargo, la compañía de Reed Hastings no perderá las películas de Disney de inmediato, se planea cortar con Netflix comenzando con los títulos de 2019 del estudio. Eso significa que podrá obtener las próximas dos películas de ‘Star Wars‘, pero se perderá la última entrega de la trilogía, una mala noticia para los fans.

Continuamos haciendo negocios con Walt Disney Company en muchos frentes, incluyendo nuestro continuo acuerdo con Marvel TV“, comentó un portavoz de Netflix.

Disney y Bamtech en rumbo al streaming

El nuevo servicio de Disney se basará en tecnología de BAMTech, la plataforma de streaming de video fundada por la MLB. Disney ya era un importante inversor en BAMTech, y hoy está haciendo una inversión aún mayor (de $1,58 mil millones) dándole un 75% de participación en la compañía.

Esta adquisición y el lanzamiento de nuestros servicios directos al consumidor marcan una estrategia de crecimiento completamente nueva para la compañía, que aprovecha la increíble oportunidad que la tecnología cambiante nos proporciona para aprovechar la fuerza de nuestras grandes marcas“, señaló Bob Iger, CEO de Disney.

La apuesta de Disney comenzará con cintas como ‘Toy Story 4’ y la secuela de ‘Frozen’. Películas originales, programas de televisión, y el contenido de formato breve se añadirán al servicio y se rellenará con películas más antiguas del catálogo de Disney y Pixar, además de la programación habitual de de Disney.

Un gran golpe a los suscriptores de Netflix.

Te puede interesar: