El próximo iPhone diría adiós al Touch ID y a los botones de volumen

La compañía de Cupertino estaría trabajando en un sensor de reconocimiento facial 3D, sistema de seguridad parecido al Touch ID.

El sensor sería capaz de reconocer una cara y desbloquear el smartphone, comprar aplicaciones o realizar pagos con Apple Pay, entre otras cosas. Funcionaría sobre una superficie horizontal, pudiendo utilizarse estando acostado. Este sensor sería el cargado de reemplazar al Touch ID que poseen los dispositivos actuales.

Pero, ¿qué significa reconocimiento facial en tres dimensiones?

Personalmente, me quedaron muchas dudas sobre cómo funcionará esta nueva herramienta, así que averiguamos un poco de cómo funciona esta técnica en general.

La técnica de reconocimiento facial en 3D utiliza sensores para captar la información de la cara.  La misma información sirve para identificar ciertos rasgos de específicos de la cara como los pómulos, el contorno de los ojos o la barbilla. La técnica de reconocimiento facial en tres dimensiones no es afectada por la iluminación, incluso puede funcionar en diferentes ángulos de perfil en ciertos casos, y no podría ser reemplazada por una fotografía ya que funciona con seguridad biométrica, como ocurre con otras técnicas.

Aunque la nueva función no está confirmada en la próxima generación del iPhone, las filtraciones apuntan a que el modelo a lanzar este año (septiembre) será totalmente rediseñado. Sin botones, sin marcos, y una pantalla que ocuparía todo el lado frontal. También se circula que Apple estaría trabajando en proyectos de realidad aumentada para dispositivos de su marca.

Te puede interesar: