¿Por qué Netflix cancelará algunas de sus series originales?

Los fanáticos de ‘Sense8’ pugnan por respuestas y es normal. Netflix decidió cancelar la serie de buenas a primeras, sin ningún tipo de explicación y sin preocuparse de un final lo suficientemente digno para esta producción. Al anunciar la resolución, todos nos quedamos con una duda clara: ¿Por qué?

Sense8

Antecedentes

Indudablemente, Netflix puso de moda el tema de las producciones originales en los servicios de streaming para atrapar suscriptores y, ¿por qué no decirlo?, productores y producciones. Su modelo de negocio ayudaba a mantener sus proyectos pequeños y extraños desarrollándose, todo gracias a las super-producciones de la compañía (‘House of Cards’ fue la primera, le siguió ‘Orange is the New Black’). Sin embargo, como sabemos la empresa no da a conocer públicamente su rating, ya que series y producciones cuentan con el compromiso de la audiencia y la crítica como su principal medición, lo que lleva a que los programas se popularicen.

Ahora bien, Netflix cancelaba ocasionalmente series de bajo perfil como ‘Lilyhammer’, ‘Hemlock Grove’, producciones que han permitido a la compañía hacer una depuración, poco a poco, de su contenido original.

Actualmente, parece que esto no ha sido suficiente y Netflix se ha visto en la necesidad de cancelar más producciones. Inició a finales de 2016, cuando reveló que la recientemente estrenada tercera temporada de ‘Bloodline’ sería la última, ocurrió hace unos días con ‘The Get Down‘ -que sólo tuvo una temporada- y ahora con ‘Sense8’, la serie de Lana y Lily Wachowski.

Durante dos años, ‘Sense8’ tuvo una visión atrevida, permitió a las hermanas Wachowski construir mejor este universo que podía extenderse y aprovecharse mejor en una serie que en una película. Fue una serie radical, desde su política hasta su implicación directamente en el género y la fluidez cultural, lo que hizo que la crítica la amara y los fans también.

Definitivamente, jugaba con las ideas que la ciencia ficción en general no tocaba y, por eso, es una gran pérdida por lo que eso nos hace suponer que la cancelación no es una cuestión de desempeño.

¿Por qué cancelarla?

Recientemente, Reed Hastings, CEO de Netflix, dio luces al respecto y habló de cancelar aquellos programas que, aunque tengan una propuesta audaz, no resultan rentables. Una triste noticia para las series que encontraban en Netflix un hogar luego de ser ignoradas por otras cableras.

Hastings indicó que el proceso de cancelación de una serie pasa por tres aspectos fundamentales: número de espectadores, crecimiento de suscriptores y presupuesto invertido.

Teniendo esto claro, podemos deducir fácilmente cual es la razón de la cancelación de ‘Sense8’: presupuesto. Según la revista Time, la serie de las hermanas Wachowski está considerada como una de las más caras de la historia; tenía un presupuesto de nueve millones de dólares por episodio, ya que esta se desarrollaba en ocho ciudades distintas.

Ahora, realizando una comparación rápida, para nadie es un secreto que ‘House of Cards’ es la joya de la corona de Netflix. La serie que cuenta con Robin Wright y Kevin Spacey como protagonistas y productores ejecutivos, tiene un presupuesto de 4,5 millones de dólares por episodio. La mitad del costo de producción de ‘Sense8’ y con mayores beneficios (fans, viralización e, inclusive, premios). Poniendo la comparación en un panorama aún más amplio, actualmente sólo ‘Game of Thrones’ soporta ese presupuesto tan grande por episodio. La serie de HBO cuesta 10 millones de dólares por capítulo.

Y aunque muchos pudiesen pensar que Netflix tiene casi la obligación de renovar sus series originales -antes lo hacía independientemente del bajo nivel de audiencia- con el volumen con el que producen contenidos originales esto sería, literalmente, un suicidio económico.

Pero hablemos con datos, en el año 2015, Netflix tenía sólo 16 series originales. Hasta el 2016, contaba con 31 -el doble- y, finalmente, en 2017 la compañía pretende cerrar el año con 70 series originales.

Con este número claro, es obvia la razón por la cual Netflix no puede darse el lujo de renovar automáticamente una serie, teniendo en cuenta que ya son algunas producciones en las que se ha invertido un gran presupuesto y terminan siendo canceladas. Por mencionar ejemplos concretos, está el caso de ‘Marco Polo’ con sólo dos temporadas y que, según THR, causó pérdidas de doscientos millones de dólares a la empresa y a su productora, Weinstein Company.

Para finalizar, sólo se puede concluir que independientemente del rating, los números no mienten. Para Netflix es mucho más rentable y beneficioso realizar producciones como ’13 Reasons Why’ -económica y con una crítica positiva por parte de los expertos- ya que le significan muchos más beneficios.

Así, la única alternativa de lograr que nuestras series favoritas -y súper producciones- sean renovadas es hablando de ellas en nuestras redes sociales, recomendándolas a los conocidos y, básicamente, convertirnos en un embajador constante.

Disfrutemos de todo el contenido original que Netflix tiene para mostrarnos… mientras podamos.

Te puede interesar: