Super Nintendo PlayStation: ¿Una historia de amor?

La asociación de Nintendo con Sony en 1991 es una de las historias más dramáticas en la industria de los videojuegos. El resultado fueron 3 consolas, SNES (Super Nintendo), PlayStation y el Nintendo PlayStation, un prototipo casi mitológico.

En los 80’s no toda la industria electrónica veía al negocio de los videojuegos con grandes expectativas, Ken Kutaragi, parte del staff de Sony pensaba diferente. Ken había visto a su hija pasar horas en el Famicom (nombre del primer Nintendo en Japón) y se había dado cuenta del pésimo sonido que tenía, así que convenció a la compañía que valía la pena trabajar con Nintendo para mejorar la calidad en la próxima consola; el Super Famicom (SNES).

Los altos ejecutivos de Sony estaban preocupados que el mercado de los videojuegos pueda afectar la reputación de la marca, pero Kutaragi logró expandir su visión más allá de la tarjeta de sonido, Sony desarrollaría un CD-ROM para el SNES, aumentando el procesamiento y la velocidad, iban a servir los CDs y los ‘cartuchos’, como parte del negocio Sony obtenía la opción de construir su propia consola posteriormente.

Se diseñaron prototipos, y se preparó todo para exhibirlos en el CES de 1991.

En ese evento Sony anuncia su asociación con Nintendo, pero justo antes del ‘baile’, Nintendo llega a un acuerdo secreto con Phillips, quién ofreció la tecnología de su consola CD-i para fusionarla con el SNES, el negocio le daba el control de la compañía a Nintendo, era un acuerdo más lucrativo y le permitía a Phillips desarrollar algunos títulos de Nintendo, si, ese es el motivo por el que hay una version de ‘Zelda‘ en esa plataforma, es horrible.

Sony consideró esto como una traición, a pesar de saber lo que Nintendo estaba haciendo con Phillips, ignoró los chismes y decidió continuar con el anunció de su relación con Nintendo, pero en el mismo evento, Nintendo le rompe el corazón a Sony, lo desmienten y anuncian que están felices con Phillips, que lo de Sony con ellos no es amor, sólo es deseo, la prensa estaba impactada por el asunto.

Cuenta la leyenda que Sony, en un arranque de furia, le prendió fuego a los hermosos retoños que había tenido con Nintendo, fueron casi 200 prototipos, hace algunos meses aparecieron un par de dispositivos ‘perdidos’ y hay algunos geeks intentando hacerlos funcionar.

El asunto es que Ken Kutaragi, destrozado por el rompimiento, pidió audiencia con Norio Ohga, presidente de Sony, le explicó lo que Nintendo había hecho y le dijo que deberían diseñar su propia consola de videjuegos. Ohga-san estaba furioso por el desplante de Nintendo y después de escuchar los argumentos de Norio exclamó: “Just do it“.

El resto es historia, la primera consola de Sony adoptó el nombre de PlayStation X (EX), como una referencia a la traición de Nintendo, era oficial, lo que en algún momento parecía una hermosa relación, terminó con reclamos, insultos, disputas y polémicas, como la mayoría de los divorcios.

Nintendo fracasó con Phillips, ha tenido tropiezos significativos, Cube, Wii, WiiU, le ha costado recuperar el mercado que alguna vez dominó, en cambio Sony encontró la felicidad en los brazos del PS2, PS3 y PS4, nunca más volvieron a hablar ni a mensajearse.

A veces los negocios pueden llegar a complicarse de tal forma que terminan convirtiéndose en verdaderos dramas, situaciones que afectan las emociones pero que terminan motivando nuestra creatividad, como en este caso por ejemplo, por un momento me olvidé que el post era sobre tecnología.

Te puede interesar: