‘The Last of Us’: Más vale tarde que nunca

Agosto de 2013, David Reinoso estaba en Miami y aproveché la oportunidad para pedirle que me traiga un juego, estaba desesperado, mis previos intentos por conseguirlo habían terminado en “Lo siento… está sold out”.

La crítica hablaba maravillas del arte, de la animación, y por supuesto, resaltaban la música minimalista de Gustavo Santaolalla.

Las personas que lo habían jugado coincidían en que se trataba de uno de los mejores argumentos que se han generado en la historia de los videojuegos, en una semana se vendieron más de un millón de copias, convirtiéndolo en uno de los juegos más exitosos de la década.

Definitivamente hay juegos que son mejores que muchas películas, e incluso hasta que algunas series, es el caso de ‘The Last of Us‘.

Este post llega 3 años tarde, y voy a explicar el motivo.

Jamás pude pasar del prólogo… mi condición de padre me hizo recibir el impacto emocional de Joel, su sufrimiento y la desesperación de perder a una hija me llenó de cobardía. Y el juego quedó ahí.

Pasó el tiempo y el lanzamiento de la nueva consola de Sony (PS4) terminó por sepultar las pocas intenciones de jugarlo, y debo confesar que cada vez tengo menos tiempo para hacerlo.

Hace algunas semanas mi hija apareció con el disco en la mano y me preguntó ¿Por qué no lo jugamos?, asumo que la carátula del juego y mi barba influyeron en su sugerencia.

¿Qué mejor manera de superar mi “trauma personal”?, le expliqué el argumento con mucha paciencia y eludiendo uno que otro aspecto no apto para menores, después de varios minutos contestó: “Es una historia de amor…”, sonreí.

Esa tarde pedimos pizza e inicié un viaje del cual Rafaella se bajó a los 45 minutos para subirse a Netflix, yo no me pude despegar del control, durante dos semanas experimenté una historia que convierte a todas las temporadas de ‘The Walking Dead’ en una novela mexicana cualquiera, el final es uno de los momentos más impactantes de todos los títulos que han pasado por mi vida; crudo, intenso, psicológicamente real, un final que parece ser el inicio de una siniestra odisea, un recorrido que debe continuarse.

A finales del 2016 Naughty Dog y Sony anunciaron la secuela, mostraron un pequeño teaser de la segunda parte que emocionó a todos los asistentes al PSX (PlayStation Experience), su lanzamiento está programado para diciembre de este año, exclusivamente para PS4 y hará uso de toda la capacidad técnica de la consola.

Revelada una pequeña sinopsis de ‘The Last of Us: Part II’

Neil Druckman, director creativo del proyecto, explicó que aunque la segunda parte era obvia, el equipo decidió tomarse un tiempo para buscar una historia que valga la pena, y cuando estuvieron a punto de tirar la toalla apareció un argumento especial, una aventura que evoluciona en un viaje épico.

En esta ocasión les puedo asegurar que no existirá prólogo que me detenga.

Te puede interesar: