‘Big Little Lies’: El perverso y revelador drama de HBO donde nada es lo que parece

Mentiras, cinismo, envidia y apariencias que engañan. El nuevo drama de HBO llega en forma de miniserie, con 7 episodios y un reparto lleno de estrellas.

Desde que me enteré de esta nueva producción sentí mucha curiosidad, principalmente por los grandes nombres que la rodean y es que no es para menos: Reese Whiterspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley, Alexander Skarsgard, Laura Dern, Zoe Kravitz… De entrada dudo mucho que alguien, en su sano juicio, quiera perderse de ver tanta maravilla junta. Todo el reparto es de altísimo nivel y al ver los episodios me di cuenta que entregan, las que podrían ser, las mejores interpretaciones de sus carreras hasta ahora.

Big Little Lies‘ es una adaptación del best-seller homónimo de Liane Moriarty, creada por David E. Kelley, dirigida por Jean-Marc Vallée y protagonizada por 3 mujeres: Madeline Martha Mackenzie (Reese Whiterspoon), Celeste Wright (Nicole Kidman) y Jane Chapman (Shailene Woodley), que viven en el Monterrey californiano y se conocen porque llevan a sus hijos a la misma escuela. A partir de aquí somos testigos de cómo sus vidas se cruzan y se ven envueltas en tragedias que van desde el bullying hasta la violencia doméstica e infidelidad.

Ese no es el único punto de partida. Desde el primer episodio esta miniserie deja sentada una base: alguien murió, pero no se sabe quién ni cómo y con el pasar de los episodios se van soltando, a modo de cuentagotas, varias declaraciones, interrogatorios y sospechas. Es todo un coctel interesante que tiene mucho de drama, algo de thriller, intrigas y mantiene un tono de comedia negra; es también una crítica a la clase alta y a las apariencias. Todo manejado a la perfección.

La serie funciona como una máquina bien engrasada, sin contratiempos ni vacíos. Lo que pasa tiene su razón de ser y está justificado y bien logrado, manejando un buen ritmo. No se va a hacer ni muy rápida ni lenta, tampoco resulta pesada o tediosa.

El protagonismo y avance de la trama recae en el trío principal y aunque para muchos sea Reese Whiterspoon quien se lleve toda la atención, es el personaje de Nicole Kidman el que pasa por situaciones muy difíciles y creíbles que, como mujer, no resultan fáciles de ver; la destaco como mi interpretación favorita. Si debo hacer una mención especial, pues se la dejo a Shailene Woodley porque no me esperaba absolutamente nada de ella y me sorprendió gratamente. En ‘Big Little Lies’ demuestra que se puede codear con los grandes y salir muy bien parada.

El apartado técnico, la banda sonora, la fotografía, el montaje, todo es magnífico, de primerísimo nivel. La mano de Jean-Marc Vallée en la dirección se nota, y eleva totalmente la calidad de la producción. La dirección de arte logra que las locaciones en interiores y exteriores sean lo suficientemente atractivas, la iluminación y los detalles visuales saben jugar con el espectador y denotan estilo y personalidad. Los guiones son un punto aparte, estupendos, desarrollan bien a los personajes en la medida justa y les dan un trasfondo y motivaciones, así como hay coherencia y narrativa sin dejar asuntos a medias, cosa que se agradece.

En resumen, es una miniserie que recomiendo fervientemente. Muestra un abanico de personajes e historias que no son habituales en producciones audiovisuales y está protagonizada por mujeres actuales que viven situaciones actuales sin caer en clichés.

¿Crees que ya has visto algo como esto? ‘Big Little Lies’ es mucho más de lo que parece, es como ver cine del bueno directo a tu televisor.

Te puede interesar: