Cinco cosas que debes saber antes de contratar a un influencer para tu campaña

Llegaron para quedarse. Te gusten o no, los influencers están presentes en todas partes, en diferentes redes sociales, hablando de todo y nada y, por supuesto, ganando dinero por ello aún sin que te des cuenta.

Soy Danna Hanna y te explicaré qué es un influencer y para qué sirve.

Primero, y esto es básico, hay que empezar explicándole a la gente qué es un influencer. Y este ha sido un debate constante desde que se puso de moda el término. Lo describiré así: un influencer es aquella persona que es capaz de tener determinado numero de seguidores (el número es lo de menos, por si acaso) y tener credibilidad sobre lo que dice o hace, lo que lo vuelve una persona que siempre está “presente” en los diferentes medios digitales. Con esto claro, gracias a su credibilidad y, reitero, NO su número de seguidores, puede volverse un importante embajador para una marca y esto no es una obligación.

Hay influenciadores que no saben que influyen en determinado tema, pero lo hacen. El taxista que te lleva todos los días al trabajo puede ser un influencer, te cuenta historias y tú las repites en tu oficina o en tus redes sociales. Esta persona “te influyó” de una u otra manera. Te habló de algo que tú consideraste importante para compartir.

Ahora bien, hay diferentes tipos de influencers y muchos artículos sobre esto en Internet, pero este artículo se centrará netamente en lo que debes saber antes y después de contratarlos para que tu campaña funcione y realmente genere resultados.

Te puedo decir que en mi experiencia se trata de aprovechar al máximo las actitudes y aptitudes de cada uno de ellos.

No todos los influencers son para todas las marcas.

Ya es hora de aceptarlo: usar influencers es mucho más económico que pagar un anuncio de publicidad tradicional y más creíble. Si tu campaña está bien hecha, todo el mundo hablará de tu producto si sabes elegir a los embajadores adecuados. Así que antes de que empieces a fijarte en el número de seguidores de la gente para promocionarlos con tu cliente, te daré cinco recomendaciones que debes saber sobre influencers.

1. Acude a los expertos

Lo más difícil de una campaña de influenciadores es identificar qué influyente es conveniente para tu marca. Pero, afortunadamente, no debes ir por la vida fijándote en cuantos seguidores tienen tus amigos. Hay personas -¡¡Hola!!, mucho gusto- que nos especializamos en esto. Nos relacionamos con personas influyentes y determinamos a qué campañas podrían ser asignados.

No usaré términos de marketing para esto y espero me disculpen los gurús, pero lo explicaré de la forma más simple posible: Digamos que tu campaña es con un cliente que tiene un producto de costo muy elevado, no importa cuantos seguidores tenga el influenciador. 1000 o un millón, es lo de menos. Si la gente que lo sigue no es del target de tu producto, el resultado será catastrófico. Por ende, desperdiciarás recursos.

Si, por el contrario, tu producto es de consumo masivo. Necesitarás un influenciador que tenga mucha llegada. Es ahí donde las agencias erróneamente suelen usar talentos de televisión para sus campañas. Y no importa cuantos seguidores tengan estas personas, NO TODOS LOS PRESENTADORES DE TELEVISIÓN SON INFLUENCIADORES.

Generalmente, muchos de ellos suelen tener costos muy elevados para los resultados que ofrecen. Por eso debes asesorarte con alguien que realmente pueda ayudarte a elegir mejor al influencer indicado.

2. Deja claros los parámetros

Tienes una competencia, nunca te olvides de ello. Por ende, si tu campaña es larga, asegúrate de tener a un influencer comprometido con la causa. Esto se logra realizando correctamente el paso anterior.

Generalmente, cuando el influenciador es el indicado, se siente identificado con el producto que ofertará, le gusta, lo disfruta mientras lo promueve. Es muy difícil lograr esto pero no imposible. Si tu presupuesto es bajo y has realizado correctamente el proceso de selección, quizás el influenciador realice menos publicaciones pero estas tengan más impacto.

Por el contrario, si no elegiste bien, podrá venir otra empresa con un servicio parecido al tuyo que realice una campaña igual y quizás obtenga mejores resultados que tú.

Hay de todo, por eso debes saber elegir. En nuestro medio no se acostumbra a practicar el tema de la exclusividad porque requiere de un costo mucho más elevado, pero quizás puedas lograr algo por empatía. La emoción mueve a las personas, nunca te olvides de ello.

3. No todo es dinero

Hay campañas en las que el cliente tiene un presupuesto -aunque sea bajo- para pagarle a los influencers. Si estás en Ecuador, hay la posibilidad de que esto no ocurra. Entonces, ¿Se puede realizar una campaña de influencers sin presupuesto?

Sí, se puede. En mi experiencia, me ha tocado realizar campañas de influenciadores con un presupuesto muy bajo, casi nulo. Sin embargo, lo he logrado gracias a que conozco mi medio, los influencers con los que trabajo y lo que les ofrezco.

Y aquí les voy a compartir un tip bastante sencillo: NO MIENTAS. Suena muy fácil, pero la realidad es que hay muchas personas en el medio que venden humo. Le prometen el oro y el moro al influenciador y al final, por quedar bien con el cliente, no cumplen.

No lo hagas. No sólo cierras puertas, sino que afectarás los resultados de tu campaña.

Mi sugerencia es que seas sumamente honesto con lo que tienes para ofertar en compensación a las publicaciones realizadas. Si no tienes presupuesto para costear servicios, ofrece algo que el influencer vaya a disfrutar. NO LO QUE TE QUEDA EN LA BODEGA, sino un producto que realmente sirva.

También puedes ofertarle experiencias, pero de eso hablaré en otro artículo.

4. Valora a todos los influencers por igual

Hay una pésima costumbre en el mercado local y es la de poner por encima de todo a los influencers salidos de la televisión sobre los que “nacieron” en las redes sociales.

En este aspecto, quiero hacer un llamado público: El que reconozcan a tu influenciador en la calle no asegura que ese público te comprará.

Si no tienes presupuesto para pagarle a todos, no le pagues a nadie. No es justo que a uno de televisión le pagues por sus servicios y sus publicaciones y a otro influencer nativo de redes le des multiproductos y una palmada en la espalda. Todos merecen el mismo trato.

Los influencers, quieras o no, se comentan todo. Si uno se entera que le pagaste al otro y a él no, tendrás un troll en potencia cuando se termine la campaña.

Y, créeme, nadie quiere tener a un influencer como troll por algo que pudiste haber evitado siendo más honesto.

5. Aprovecha tu campaña de influencers

Si ya estás realizando una campaña con influenciadores, este punto es sumamente valioso: REPLICA TODO.

Hay marcas que se alimentan nada más, esperan que los influencers les realicen las menciones y les lleguen los seguidores por arte de magia. No repostean o retuitean… ¡Hay algunos que ni siquiera dan un like!

Esto es sumamente importante porque un influenciador no sólo da contenido para su público, sino para ti. Al ver que replicas contenido de una persona con credibilidad, tus seguidores verán qué clase de relación tienes con aquellos que te mencionan. Te puedes convertir en el sueño de toda marca, una lovemark.

Quien sabe si en algún momento, al ver que mencionas o reposteas fotos o realizas retuits, empiecen a llegarte mensajes, fotos o comentarios de clientes. Personas que estén consumiendo tu producto en tiempo real.

Finalmente, quiero aclarar que este artículo fue realizado en base a mi trabajo diario. No me creo experta en influencers, ni mucho menos. Al compartir mi trabajo con la comunidad, mi intención es que mejoremos el mercado y, por fin, realicemos mejores campañas.

Si tienes más dudas sobre campañas de influenciadores o quieres realizar una, no dudes en escribir. Con gusto, te ayudaré.

Te puede interesar: