‘Fantastic Beasts and Where to Find Them’: la magia vuelve con una historia diferente

La magia de J.K. Rowling regresa a los cines de todo el mundo con ‘Fantastic Beasts and Where to Find Them‘, que representa el inicio del nuevo universo de Harry Potter y que busca expandirse con este híbrido entre precuela y spin-off.

fantastic-45

Para quienes estén familiarizados, ‘Fantastic Beasts and Where to Find Them’, de Newt Scamander, es un libro de texto usado por los estudiantes en Hogwarts que detalla cada una de las criaturas existentes en el mundo mágico. A partir de este librito, de poco más de 100 páginas, la autora utiliza su fuerza creativa para construir el guión y dar vida a una historia que transcurre en Norteamérica.

Son los años 20, donde Voldemort no suena a nada y Europa está siendo atacada por un mago tenebroso de nombre Gellert Grindelwald. En una época de persecuciones y represalias, nos encontramos por una parte, con que los magos que están del otro lado del charco buscan refugiarse lejos y, por otra parte, con que Macusa (Magical Congress of the United States of America), el Ministerio de Magia gringo, busca sobreprotegerse frente a los nomaj (término usado para referirse a los muggles) porque de lo contario se desataría una cacería de brujas.

En medio de todo este embrollo nos topamos, cuando no, con un grupo de fanáticos encabezado por Lou Barebone (Samantha Morton) que se hacen llamar Second Salemers y que afirman la existencia de estas -brujas- en la comunidad.

Recién llegado a Estados Unidos, y con un maletín cargado de animales de toda clase, Newt (Eddie Redmayne) no tiene idea de la aventura que le espera. Todo empieza cuando en un descuido pierde a su Escarbato y este se sale de control, ocasionando una serie de desmanes que lo llevan a cruzarse con el nomaj Jacob Kowalski (Dan Fogler) y dos hermanas brujas, Porpentina (Katherine Waterston) y Queenie (Alison Sudol) Goldstein. Mil y un cosas más escapan de su maletín y parece que su estancia será para pasársela tratando de recuperarlos a todos.

fantastic-beasts-trailer-final

El único -pero- es que los animales no son lo único que ronda la ciudad, es más, resultan inofensivos al lado de la magia oscura que tiene a Macusa y sus directivos muy preocupados.

Llegado a este punto es que nos encontramos con una película que se mueve entre dos ambientes: el colorido y extravagante de los animales en cuestión, con un Newt que saca su lado de protector y amante de estas criaturas y el oscuro, donde la población -magos y nomajs- se encuentran divididos ante una fuerza oscura que ataca.

David Yates (seguramente tiene un doctorado en Potterología, ya van cinco de estas que dirige) es el encargado de llevar a la pantalla grande la nueva fantasía que viene del puño y letra de J.K. Rowling (su debut como guionista); y para mi sorpresa, esta vez me agradó mucho su trabajo. En Fantastic Beasts hizo lo que quiso. Jugar con nuevos elementos, ser más adulto sin perder la esencia e incorporar situaciones un tanto conocidas que nos conectan con el resto de la saga. Nos muestra a una sociedad muy diferente, donde pasan cosas como que los nomaj y los magos tengan prohibido ser pareja, pero también enfatiza en la presentación de criaturas de toda clase, con personalidades bien definidas y sin resultar descabellado.

Este filme no brinda nada nuevo para el género ni para la saga. La expande. Es otra puerta más para un universo muy conocido, pero eso si, agrega muchos personajes e historias que no podemos encontrar en libros hasta ahora. Nos adentra en un terreno totalmente desconocido, en el que podemos llegar a sentirnos algo indefensos.

La trama de Newt Scamander puede resultar sencilla y se llega a perder cuando llega el momento de cruzarse con la amenaza. Vemos un Eddie Redmayne, que carece de magnetismo y llega incluso a parecer un poco autista en su actuación, siendo eclipsado por Kowalski (Dan Fogler) quien hace las de sidekick, cargándose todo el peso cómico del filme, y se roba al público desde su primera escena.

La verdadera acción llega con Percival Graves (Colin Farrell), quien personifica al mejor auror que tiene Macusa, y con ese look que me recuerda a Lucius Malfoy, y la “amenaza” (trato de no spoilearlos); pero así como llegó, se fue. El director dedica mucho tiempo en presentarnos a los personajes y animales, dejando poco espacio para la mejor parte y ocasionando que se torne un tanto confusa. Imagino para eso y más están las una, dos… No, cuatro secuelas que se anunciaron. Mención especial para el final, que viene con sorpresa incluida ¡Y QUÉ SORPRESA!

Cinco años después del final de la franquicia la magia sigue intacta, especialmente para los fans que celebran la saga. ‘Fantastic Beasts and Where to Find Them’ y con gran éxito su misión: recompensar a los fieles seguidores y atraer gente nueva a la causa.

¿Después de todo este tiempo? SIEMPRE.

Te puede interesar: