5 síntomas de que estás padeciendo insomnio

Desde el sábado 16 de abril, muchos ecuatorianos no dormimos tranquilos. No se puede esconder: esperamos réplicas, se vive nerviosismo, angustia. La sola idea de poder recrear nuevamente en la mente el momento tan duro por el que pasamos hace que perdamos el sueño o se nos sea difícil conciliarlo.

insomnio-348x

Shutterstock

Hice una pequeña encuesta en mi timeline de Twitter -red social tan activa en estos días, tras ser la única fuente inmediata de noticias-, más de 15 personas estaban despiertas, algo poco habitual en la madrugada. Todos decían lo mismo, no podían dormir.

Es así como decidí recordar cinco facetas del insomnio desde mi experiencia personal, pues lo he padecido por años. Un tema bastante serio, pero que con el debido tratamiento es superable. Si te sientes identificado, no te preocupes. No estás solo, pasará pronto.

1. Estás muy fatigado en el día y muy activo en la noche

Tienes toda la energía que necesitas, cuando no la necesitas. La mañana es el peor momento del día porque tu cuerpo todavía está tratando de entender porqué estás despierto. Estás desorientado. En la noche, en cambio, la fatiga desaparece y estás muy activo. El sueño no llega, sientes que puedes correr una maratón.

2. Cualquier cosa te alertará

Pájaros, gente hablando a tu alrededor… o réplicas. Cualquier cosa te despertará en las noches, incluso cuando tengas mucho sueño, no podrás dormir o te costará mucho.

3. Te conviertes en un genio antes de acostarte

Tan pronto como pones tu cabeza en la almohada, empezarás a pensar en todas las ideas que nunca se te habían ocurrido, incluso en cómo cambiar el mundo. ¡Ten cuidado! al día siguiente quizás ya no recuerdes, así que ten papel y bolígrafo a la mano para poder apuntar.

4. Curiosear a otros en Internet

Cuando no puedes dormir, empiezas a stalkear a otros en Internet. La persona que te gusta, tus mejores amigos, tu jefe, celebridades, contactos. La noche parece el tiempo perfecto para obtener mucha “información jugosa” que podría servirte a futuro.

5. El café es mi pastor, nada me faltará

Realmente no entiendes a la gente madrugadora… en realidad, no entiendes nada en las mañanas hasta que no has tomado mínimo una taza de café. Si el café está presente, puedes reencontrarte con tu vida de nuevo.

Si te has sentido identificado con más de tres de estos ítems, ¡Bienvenido a #TeamInsomnio! no te preocupes, pasará pronto. No es fácil ser insomne profesional.