‘Abzurdah’: Cómo plasmar en el cine el descenso al infierno emocional

Allá por el 2011 tuve la oportunidad de leer ‘Abzurdah’, primer libro de la escritora argentina Cielo Latini, cuya publicación original se dio en 2006.

abzurdah-23

Muchos estarán de acuerdo conmigo en el hecho de que hay libros que te marcan en la vida. Para mí, ‘Abzurdah’ fue uno de esos libros. Es la manera en la que algo cala en ti y logras sentirte, de cierta forma, identificado. Pero no sólo esto, Latini en sus letras logra que cada uno de los que nos hemos considerado diferentes, aburridos de la rutina, sintamos que no estamos solos.

‘Abzurdah’ es la obra autobiográfica de la escritora, narra sus años de adolescencia donde conoce a Alejo, su novio, diez años mayor a ella. Juntos, se embarcan en una relación tan fuerte, tan profunda, que cuando culmina fruto de las ideas y venidas de Alejo, Cielo se deprime a tal punto en que desarrolla una anorexia nerviosa, llegando a pesar 45 kilos. ‘Abzurdah’ trata del apego emocional, de los primeros amores, de cómo es el camino al que no debes ir y, sobre todo, qué ocurre cuando decides amar a alguien por encima de tu amor propio.

En todo caso, cuando me enteré de que iban a adaptar la obra de Latini al cine, tuve miedo. Miedo de que aquella obra maestra que relata a la perfección lo que es tener un infierno personal sea terriblemente arruinada por malas actuaciones. No sucedió.

María Eugenia Suárez

María Eugenia Suárez

No soy fanática del cine argentino, a decir verdad, he visto muy poco. Sin embargo, lo que vi en la adaptación de ‘Abzurdah’ me gustó. El elenco principal está conformado por María Eugenia Suárez (Cielo) y Esteban Lamothe (Alejo). La ‘China’ Suárez es reconocida por su labor como actriz y modelo, realiza su debut en pantalla grande con ‘Abzurdah’; en cuanto a Esteban, él es otro actor de trayectoria, siendo su rol en ‘El estudiante’ (2011) lo que lo vuelve más recordado.

Lo primero que notas al inicio de ‘Abzurdah’ es la banda sonora, Soda Stereo, cuya influencia es innegable en la época en la que está ambientada la película, es decir, finales de los 80 hasta mediados de los 90. Alejo hace que Cielo desarrolle un gusto muy marcado por la música de la banda, de hecho, la actriz grabó su propia versión de ‘Trátame suavemente’.

La trama avanza de una forma bastante ágil, aunque debo decir que el desarrollo del amor entre Cielo y Alejo me quedó debiendo. En la película, Cielo se enloquece por la personalidad misteriosa de Alejo y sí, a todas nos gustan los hombres misteriosos, pero esto va más allá. Es desde una tensión sexual imparable -algo muy constante y casi permanente a lo largo de la relación de ambos- hasta los constantes cambios de humor de Alejandro, sumado a esto la actitud caprichosa de Cielo.

A ella todo le aburre, nada es suficiente nunca. A él, ella le parece demasiado. Y debo alabar aquí la actuación de la ‘china’ Suárez, realmente logra convencer al espectador de que su mundo gira en torno a Alejo; su desesperación, su decadencia en búsqueda de atención llega a límites que causan terror y eso es lo que el libro transmite. Es su esencia en estado puro, el desarrollo de una dependencia emocional a la que ella no puede renunciar, tan difícil como dejar de contestar el teléfono aún cuando sabe que Alejo sólo quiere de ella una cosa: su cuerpo.

abzurdah-34

La dirección de la cinta estuvo a cargo de Daniela Goggi, también reconocida por su rol en ‘Vísperas’ (2006), que también trata acerca de una relación traumática. Goggi en ‘Abzurdah’ tuvo la ardua tarea de plasmar la palabra ‘Desesperación’ en algo gráfico, tangible, reconocible a pulso. Logra que el público se desespere por golpear a Alejandro, se desespere por sacar del hueco emocional en el que se encuentra Cielo, es un cúmulo de situaciones que sólo un buen argumento -ella también funge como guionista- logra.

‘Los amores juveniles son así. Obsesivos, absolutos, a todo o nada. Lo terrible es que muchos años después uno siga comportándose de la misma manera. Lo doloroso es que así se quede uno: siendo una maldita obsesiva‘, Cielo Latini – ‘Abzurdah’. 

Finalmente, me queda la duda de ése final. Si bien es cierto, el libro deja un final abierto -es lógico, la autora no ha muerto y no sabemos cómo va a terminar-, sin embargo, me hubiese gustado que la cinta mantenga esa magia. Mostrar a Cielo en su etapa materna, tras ocho años de calvario y manipulación emocional, no es muy lógico. A criterio personal, hubiese preferido que se obvie para perpetuar la historia. Gustos y gustos.

About Author

Danna Hanna

Periodista, locutora, community manager, melómana, seriéfila y cinéfila. Email: dhanna@datainfox.com