Cadáver Exquisito se separa después de siete años

Foto: Elyzabet_bj

Foto: Elyzabet_bj

La primera vez que vi a Cadáver Exquisito fue en ‘Un Jardín en tu Garage’, en el 2009, si la memoria no me falla. Curiosamente la primera y la ultima vez que los vi quedé con la misma impresión: Estuvo bien. Fueron los conciertos entre el 2011 y 2014 en los que Cadáver se convirtió en una banda que quisiera ir a ver seguido.

Cuando empezaron, tuvieron mucho éxito, pero constantemente adquirían nuevos fanáticos del mismo tipo que cuando empezaron, lo que llamo ‘pelados Un Jardín’. La demografía de estos seres es simple; niños y niñas de nivel socioeconómico medio-medio alto, que iban a Un Jardin en tu Garage a ver a sus amigos, a joder un rato y hasta ahí. Pero Cadáver, siendo una banda que apela a las masas, supo llegar al target que no iba a más conciertos que UJETG, y asimismo a quienes poco a poco creceríamos para ser parte de nuestra querida escena, ya sea como espectadores o como músicos.

Después de ese 2009, la banda creció bastante, tocaban en muchos lugares e intentaban mantenerse fieles a su sonido y propuesta visual que siempre los caracterizó, pero de este fenómeno me di cuenta cuando regresaron de México en una tocada en Paradox, viendo a la gente que siempre veía y a adolescentes en sus 15 que no habían podido entrar a Diva Nicotina en la tocada anterior, esta era “la nueva ola de fans”, los de 2009 habíamos crecido.

Me di cuenta también porque mi hermano, quien hasta cierto punto es un pelado jardín, me pidió que lo lleve a verlos en los tres últimos conciertos que dieron, fuimos al Sanchez Aguilar y era la primera vez que ellos los veían, sin tener mas de seis meses escuchándolos. Recuerdo la emoción que tenían y cuanto les gustó, aunque fue un cafe concert.

A mí Cadáver me gustaba mucho -no es que ahora no me guste, pero recuerdo que me encantaba-, sin embargo, es mi intención a través de este artículo hacerles ver cómo la banda pudo llegar a todo el mundo y volverse un fenómeno en Guayaquil, todos los escuchaban y todos íbamos a verlos.

Allá por el 2012 habían conciertos mensuales… y casi todos estaban llenos. No quiero decir que Cadaver marcó una generación, pero de cierta forma nos unía a muchos y me da cierta nostalgia no poder regresar a Ecuador de vacaciones -vivo en Argentina- y poder esperar que anuncien alguna tocada vaga, porque quiero bailar ‘Cripidiscopunk’.

Sin embargo, para mí -y quizás para los fanáticos viejos también- no es un gran dolor su separación, ya los tuvimos un año fuera sin tocadas, estábamos acostumbrados, era una banda latente, que existía pero no se manifestaba, conocemos más bandas de la escena. Son sus fans nuevos, los pelados jardín, quienes están lamentando su separación y con justa razón.

Cadáver Exquisito les daba -a mí me lo dio en su momento- un sentimiento diferente de ‘rebeldía’ e incluso una identificación en muchas de sus canciones. Sentía que era parte de un movimiento más grande, era mucho más que mis círculos sociales. Para mí este movimiento se convirtió en gran parte de mi vida, hablo de la escena independiente.

Si bien si me da pena que se separen, puedo vivir con eso. Me da más tristeza pensar que esta noticia se de a conocer en el 2011 o 2012, ese sentimiento que nunca tuve me deprime más que esta separación en sí. Y si me da pena, mucha, que probablemente no pueda ir al ultimo concierto que hagan.

Le deseo lo mejor a cada uno de los miembros de la banda, en serio, y espero con muchas ansias el nuevo proyecto de VINU. E igual, quien quita que regresen en algún momento, que este tiempo les sirva para buscar lo que quieren, porque recorrer no está mal.

Hoy es un lunes especial, no sólo es feriado… se separó Cadáver Exquisito.

7 AÑOS DE CADÁVER, NO MÁS CADÁVERHoy hace 7 años comenzó Cadáver Exquisito. Nació en una fiesta de Halloween de panas….

Posted by CADAVER EXQUISITO on lunes, 2 de noviembre de 2015

Te puede interesar: