10 álbumes que podrían ser calificados como ‘perfectos’

Este artículo está inspirado por uno que leí -y compartí-, trataba sobre el mismo tema. Lo leí y estuve de acuerdo con la lista, incluso me llevó a re-escuchar una banda que no me gustaba pero que logró quedarse conmigo gracias a ese disco.

albumes-perfect-longplay-34

Es muy difícil ser objetivo, probablemente algunos creerán que esta lista va a ser muy mala, y está muy bien. Pero me estoy basando primero en mi percepción y luego en aspectos como la recepción de la crítica, del público e impacto/influencia tanto en la historia de música como en las generaciones que disfrutaron su efecto.

De entrada lo digo, no encontrarán ‘Led Zeppelin’ o ‘Bad’ aquí, pero sí discos de bandas icónicas que reconocerán seguramente, o quizás no. No pienso tampoco repetir discos de listas o artículos similares -o mantener esto en lo mas mínimo- por lo que por pueden haber muchas sorpresas.

Finalmente, ésta lista no representa mis álbumes favoritos, eso es otra historia, pero sí dejo en claro que soy muy fan de estos discos/bandas.

‘Surfer Rosa’, Pixies (1988)


Pixies tiene que ser una de las bandas que representan el indie rock de la mejor manera, en las que se piensa automáticamente al ser mencionado el género. Este disco es fuerte en sus dos mitades, es crudo pero muy sentimental a ratos.

Las dos mitades están divididas por el tema mas conocido, ‘Where is my mind?’, que calma mucho lo que se venía haciendo y contrasta con la anterior, ‘River Euphrase’ (mi favorita de todo el disco) y prepara el terreno para seguir con ‘Cactus’, ‘Tony’s Theme’, y así.

‘Washing Machine’, Sonic Youth (1995)


Siendo el noveno disco de la banda y definitivamente mi favorito de ellos, me pude arrimar en la crítica en general para éste y dejar que mi subjetividad tenga apoyo. Desde ‘Becuz’ se siente en lo disonante de la guitarra, las ganas de explorar y buscar un sonido que vaya mas allá.

No puedes no pensar en este disco cuando mencionas la banda, aunque no incluya sus canciones mas escuchadas, simplemente es perfecto. Los dos temas mas largos que hicieron están aquí, el que le da el nombre al álbum, ‘Washing Machine’ y la obra de arte llamada ‘The Diamond Sea’, que en 19 minutos y cerrando el disco, balancea una melodía transportista con una crudeza y distorsión que logran hacer que no sea tan pesado.

‘Sun Kil Moon’, Benji (2014)


Mark Kozelek se destapa por completo en este álbum. Es un disco muy personal en el que se abre mucho, contándonos de la muerte de su prima en ‘Carissa’, de la amistad con Benjamin Gibbard (Death Cab for Cutie, The Postal Service), en ‘Ben’s my friend’, y de su madre, ‘I can’t live without my mother’s love’, entre muchas otras cosas de su infancia, familia y pueblo.

Es un folk muy tranquilo, soft spoken a ratos pero con melodías vocales que llegan a quedarse en uno. De principio a fin es hermoso. Incluso Steve Shely de Sonic Youth colaboró aquí.

‘An Awesome Wave’, Alt J (2012)


Uno de los mejores debuts de la década y -por qué no- de la historia. Uno de los álbumes que es inmediatamente reconocido sea por la voz de Joe Newman, por los coros de fondo que ponen los demás, o por su instrumentación matemáticamente perfecta.

Lejos, Alt J  logra inmediatamente llegar a todos con este trabajo cargado de referencias históricas, culturales y sociales; complejas letras que cuentan historias muy interesantes como en ‘Taro’ o referencias a su niñez, ‘Dissolve me’, pero siempre con música que encuadra perfectamente y logra crear enganche instantáneo.

‘Clap Your Hands Say Yeah’, Clap Your Hands Say Yeah (2005)


Otra banda que representa lo que es ser indie. El debut homónimo del acto fue revolucionario, refrescante y subió la vara de lo que la música independiente puede hacer.

Habiendo cumplido 10 años este 2015, lo pude ver ser tocado de principio a fin y eso es lo único mejor que escucharlo en casa. La voz de Alec Ounsworth encaja perfectamente en el sonido joven pero ambicioso que lograron proyectar.

Tiene melodías a veces disparejas, teclados pesados de fondo, por ahí un tema acústico que hecho un todo va creando una progresión muy buena y entretiene por completo; nunca se vuelve cansado.

‘Ten’, Pearl Jam (1991)


Muchos debuts han logrado entrar a esta lista, este no podía ser la excepción. Uno de los discos mas emblemáticos de la historia, definidor generacional y altamente influyente en la música.

Pearl Jam debutó con su mejor álbum de todos pero sigue con una larga carrera que todavía nos lanza buenas cosas. Desde ‘Once’ la fuerza del disco se siente pero que logra chocar con algunas de las canciones mas calmadas y hermosas de su discografía, así mismo como las más fuertes.

La primera mitad: ‘Once’, ‘Even Flow’, ‘Alive’, ‘Why Go’, ‘Black’ y ‘Jeremy’, tiene que ser la sucesión de canciones mas hermosa y contrastada de la historia.

‘Illinois’, Sufjan Stevens (2005)


Uno de los mejores álbumes de folk de la historia, fácil. Haciéndole honor a un estado más, después de haber sacado uno para el de su nacimiento, Michigan. Como un gran poeta, Sufjan Stevens nos pinta el paisaje haciendo un repaso por personajes, fechas y lugares emblemáticos que cautivan armoniosamente al oyente.

Una de las mejores canciones, ‘John Wayne Gacy Jr’, trata sobre el asesino en serie del mismo nombre, pero de una manera sublime y muy hermosa que hace olvidar por un segundo las atrocidades cometidas por el mismo. Acompañado de varios músicos de la zona, cuartetos de cuerdas, orquestas y más, crea un álbum que nos da una idea suficientemente buena y entretenida del lugar.

‘Bloom’, Beach House (2012)


Se sabe que Beach House ha evolucionado poco su sonido desde su debut en el 2006. Sin embargo, de alguna manera han logrado seguir manteniéndonos llenos de nuevos sentimientos en cada álbum, ‘Bloom’ fue el tope de la cima.

Cada canción se siente celestial aquí, con un aura muy calmada pero evolutiva, nos transporta a un estado casi hipnótico llevado por sintetizadores repetitivos, guitarras suaves y vocales que crean las letras mas directas que alguna vez nos dieron.

‘Bloom’ es muy apegado al sonido clásico de Beach House pero mejorado, como el producto final de borradores casi perfectos.

Yoshimi Battles The Pink Robots’, The Flaming Lips (2002)


Un álbum conceptual que mezclando la psicodelia con algo de instrumentación futurista va contando la historia de Yoshimi, peleando con robots ficticios, que en realidad se cree que representan una enfermedad que ella debe superar.

Los coros aquí son elevantes himnos que dejan preguntas abiertas, acompañados siempre de cierta nostalgia que le crea a quien escucha cierta empatía y melancolía por algo que no conoce o experimentó. Una pequeña anécdota: cuando regresaba de mi primer Lollapalooza a Ecuador, lloré en el avión escuchando ‘Do You Realize?’.

Cosmogramma, Flying Lotus (2010)


‘Cosmogramma’ es un híbrido perfecto, revolucionario proyecto que fusiona el hip hop, el jazz y crea una experimentación única que atribuyó desde ese entonces a Steven Ellinson, o Flying Lotus, una identidad única.

Sus trabajos anteriores lo habían hecho despegar y dar fama, este lo consagró. A pesar de su larga duración, los beats lo hacen sentir muy rápido, energético y brillante. Incluso Thom Yorke aparece en una de las canciones aquí. No hay comparación con lo que FlyLo creó con este proyecto que de principio a fin va abriéndose paso, cada canción derramando un poco de lo suyo sobre la siguiente y convirtiéndose en una obra de arte completa.

Te puede interesar: