¿Qué te pasó Muse? ¡Antes eras chévere!

¿Qué demonios, Muse? En serio… ¿en qué están pensando? Aún me cuesta creer cómo una de mis bandas favoritas parece venirse en picada con material bastante flojo y una propuesta poco clara que se presta para dudas y confusiones, sobre todo entre los fans que los seguimos desde el inicio.

Muse, cuando era una banda arrecha.

Muse, cuando era una banda arrecha.

Y sí, claro… falta que suelten todo el álbum nuevo -‘Drones’-pero a menos que el resto de canciones sean todos unos temazos épicos y orgásmicos, no creo que sean muy distintos a los tres sencillos que han adelantado.

Hablo como fan dolido. Muy lejos está la época de ‘Absolution’, ‘Black Holes and Revelations’ o ‘The Resistance’. Muy, muy lejos. Y esto ya viene desde ‘The 2nd law’.

Lo nuevo que ha dejado oír Muse se asemeja más a una parodia de sí mismos -con evidentes autoguiños como el piano de ‘Starlight’ en ‘Mercy’, o la semejanza de ‘Bliss’ y ‘Glorious’ con la misma ‘Mercy’ -o con riffs genéricos y muy ‘de fórmula’ como el de ‘Psycho‘, tanto al inicio de ese tema como durante las estrofas, con una ligera variación que revela una notoria (mmm… llamémosle…) “inspiración” en el clásico ‘Roadhouse Blues’, de The Doors

Es más, oír el bridge de ‘Psycho’ es como imaginarse a Robby Krieger tratando de empezar a sacar aquel famoso fraseo con su guitarra. Bah. Y ni hablar del infame corito “Your ass belongs to me now” (Literalmente: tu culo me pertenece) que, si bien no tiene ningún contexto sexual y se refiere al control militar, resulta en un desafortunado conjunto de palabras para quienes ya no amamos tanto a la banda británica. Súmenle, además, un evidente ‘homenaje’ a Marilyn Manson en el precoro.

Ah, de paso, todo este tema militar y político de los drones, la vigilancia y de cómo los seres humanos somos manipulados y bla-bla-bla, marca la temática del álbum, según dijo el vocalista Matt Bellamy a la revista Rolling Stone. Suena, más bien, oportunista.

Hablando de oportunismo… cómo olvidar aquel fallido y penoso coqueteo de Muse con el dubstep en ‘The 2nd law’ (Unsustainable). Ughhh.

Y ya que recuerdo a ‘The 2nd law’, imposible no sacarse de la cabeza las incuestionables (mmm… esta vez llamémosles…) ‘referencias’ a otras bandas y artistas. ¿Lo hacemos en orden? ¡Vamos!

Empezaban con ‘Supremacy’ (o sea ‘Kashmir’, de Led Zeppelin), seguían con ‘Madness’ (o sea ‘Faith’, de George Michael, pero cantada por Bono -ouch-), más adelante venía ‘Panic Station’ (o sea, ‘Another one bites the dust’, de Queen, con arreglos de Prince) y acercándonos al final aparecía ‘Animals’, o sea un tibio remedo de Radiohead.

(Y eso que ni siquiera menciono que en ‘The 2nd law’ venía Survival, la canción de los Juegos Olímpicos 2012. Doble ouch. Imposible no escucharla y dejar de asociar a Muse con medalleros, jabalinas o podios).

Un párrafo aparte se merece ‘Dead Inside’, uno de los nuevos tracks que, si bien disgustó menos, podría servir como verbalización del estado de ánimo de algunos fans actualmente: muertos por dentro. ¿Qué mismo es ‘Dead Inside’? ¿Es una canción bailable al comienzo? ¿Viene con pasitos incluidos? ¿Compusieron la base en una compu de los 90 y la actualizaron para que sonara moderna? Y ese tecladito, ¿se lo robaron otra vez a Prince? Bah… maldita decepción, malditas expectativas.

Ni hablar del video… ¿Son 30 Seconds to Mars? ¿Y qué es ese polvo sobre el cual bailan los personajes? ¿Es talco? ¿Arena? ¿Se les pasó la mano con la harina? ¿Están haciendo negocios con Tony Montana? ¿Vieron? ¡Muse está quedando para la joda!

Me cuesta creer cómo una banda capaz de componer temas épicos como ‘Uprising’, ‘Hysteria’, ‘Plug in Baby’, ‘Sing for absolution’, ‘Stockholm Syndrome’, o incluso el berreadísmo ‘Knights of Cydonia’ (entre un montón de canciones memorables), pueda entregar material mediocre como el de ahora.

Y no, no es necesario que saquen temas ‘hiteros’. El asunto va más allá, el asunto es más de fondo: ¿hacia dónde va esta banda? ¿Con qué saldrá en el próximo disco? ¿Habrá próximo disco? Por lo pronto, y a pesar de la gira que los traerá cerca de Ecuador, vaya decepción.

Te puede interesar: