¿Jazz en Guayaquil?, sí… con Demencial Groove Trip los miércoles en Diva Nicotina

La cita era las 21H00.

Entre arreglos, pruebas y mientras el público tomaba asiento y pedía algo de tomar, comenzó el show.

Desde marzo, se retomaron los recordados “Miércoles de Jazz” en el conocido Bar de las Peñas, Diva Nicotina. Uno de los pocos bares de la ciudad -por no decir el único- que nos trae propuestas musicales diferentes, variadas y, sobre todo, apostando a la escena local independiente que tanto lo necesita.

jazz-diva-night-miercoles-15

En estos miércoles nos acompaña la banda Demencial Groove Trip, ensamble de Jazz conformado por Andrés Echanique en la guitarra, Juan Farias en el bajo, Javier Vera en el piano y Joel Velez en la batería, todos estudiantes de la Universidad Católica. Tocan juntos desde hace cuatro meses y en Diva Nicotina desde hace dos. Sus influencias son claras: John Coltrane, Charlie Parker, Miles Davis, entre otros de los grandes.

La velada comenzó con las notas ascendentes de ‘Mr. Pc’ de John Coltrane. Las luces bajas y algo de beber hacia que la gente se meta en el groove mientras más público asistía. En el piano, Javier Vera, mete un feeling inigualable con el que hace vibrar a los asistentes.

Demencial Groove Trip tiene gran acogida con el público ya que incluyen su toque personal en las canciones, esto los hace tener identidad y los muestra tal cual, correctos y honestos… sin poses de grandes músicos pero con actitud de grandes. A medida de que tocan, fusionan el jazz con ritmos latinos, blues, groove y funk.

Para la banda, todo comenzó cuando fueron invitados a los martes conocidos como La Buseta en el mismo Diva Nicotina. Al público le gustó su estilo y se quedaron de residentes en los miércoles de Jazz.

A video posted by Datainfox (@datainfox) on

Transcurre la velada con ‘Yardbird Suit’ de Charlie Parker y el público se va involucrando con los sonidos y el hermoso vibe que nos da el jazz. Se concentran en las notas, detalles y sonidos para dar un espectáculo de primera calidad. Fueron infalibles los ritmos de bossa nova de ‘A Girl From Ipanema’, que el grupo aprovecha para conectarse no solo como banda sino como grupo de amigos que se nota que disfrutan de lo que hacen.

Transcurridas una hora y media del show, la banda termina con ‘Scrapple The Apple’ de Charlie Parker y con un público que se quedó con un dulce sabor de querer más. Sin duda fue una velada encantadora.

Demencial Groove Trip se expresa con humildad e innegable calidad. No buscan recargarse sino, por el contrario, muestran algo sencillo y tangible como lo es interpretar melodías y sonidos que puedan resistir la improvisación.

Este encuentro de los miércoles es recomendado para todos aquellos que disfrutamos del género en una ciudad que escasea de este tipo de conciertos y que, sin duda, nos dejará satisfechos.

Te puede interesar: