‘No Half Measures: Creating the Final Season of Breaking Bad’, un regalo para los fanáticos

Van a cumplirse dos años del final de ‘Breaking Bad’ e indudablemente aún cuesta creer, asimilar y superar que se acabó. Incluso ya se está emitiendo su spin-off, ‘Better Call Saul’, pero hay nostalgia en el ambiente, hay una sensación de pérdida que con los meses sigue latente.

white-pinkman

Verán, de ‘Breaking Bad’ extraño todo. Las últimas semanas previas al final sentía una ansiedad tremenda por saber qué sucederá. Recuerdo como cosas tan pequeñas como nombres de los últimos episodios me emocionaban, como me pasé días pensando en si ‘Ozymandias’ y ‘Felina’ tenían que ver con algún elemento químico, algo que me desvele el gran desenlace. Lo cierto es que nada te prepara para éste final, nada te prepara para lo que está por venir. Fueron demasiados sentimientos encontrados.

Ahora bien, si eso experimenté yo como fanática y sé que muchos fanáticos lo hicieron a nivel mundial, no me imagino cómo lo vivió el elenco que escribió, filmó, produjo, editó y dirigió. Y eso es exactamente de lo que trata éste artículo.

pinkman-white-1

Tuve la oportunidad de ver -recién- el documental No Half Measures: Creating the Final Season of Breaking Bad (2013), donde el equipo de producción narra cómo fue realizar cada episodio de ésta última etapa del programa y recordé todos estos sentimientos que me rodearon previo al final. Ver cómo se hacía una lluvia de ideas previa a la escritura de lo que estaba por venir, cómo se producía, cómo era el ambiente en el rodaje…  Es mejor aún de como lo imaginé.

‘No Half Measures’ da una cátedra de realización de proyectos en televisión, es un material que vale oro. Muestra que los actores Bryan Cranston (Walter White / Heisenberg), Aaron Paul (Jesse Pinkman), Anna Gunn (Skyler White), Dean Norris (Hank Schrader), Bob Onderkirk (Saul Goodman) y otros son tan humanos como los fanáticos y sufrieron aún más que nosotros por los papeles que tuvieron que interpretar.

Pero esto no es todo, tener la oportunidad de ver lo que hay detrás de un episodio tan épico como ‘Ozymandias’ o el final de la catástrofe con ‘Felina’ realmente es impresionante. Lo puedes ver desde el punto de vista que tú quieras, como un regalo a los fanáticos fieles o como una clase de cómo realizar series de televisión perdurables en la mente y el corazón del público. Y ésto último es mérito de nada más y nada menos que de Vince Gilligan.

breaking-bad-23

La trayectoria de Gilligan, su talento como tal, ya era reconocido. Recordemos que él fue productor ejecutivo de ‘The X Files’, por lo que es de suponer su profesionalismo. Sin embargo, el documental te da la oportunidad de ir más allá, de explorar al cerebro y corazón de ‘Breaking Bad’. Saber que detrás de una serie tan perfecta como lo es la producción de AMC, hay alguien capaz de divertirse y divertir a su equipo haciendo lo que ama.

Otra de las joyas que rescato de éste documental es haber conocido la existencia de Michelle MacLaren, productora ejecutiva de la serie y directora de muchos episodios, entre esos el recordado ‘To’hajiilee‘, uno de los tiroteos más recordados de la televisión. Es importante destacar a MacLaren puesto que ella es la mente maestra detrás de la dirección de los tiroteos de la serie.

Y así, ‘No Half Measures: Creating the Final Season of Breaking Bad’ te va mostrando poco a poco cómo fue la preparación de ese final que nos marcó a todos, hacer que Heisenberg realmente obtenga su final merecido y observar, además, las consecuencias de sus delitos: la destrucción de la vida de sus hijos.

Hay algo importante que rescato de lo dicho por Vince Gilligan en el documental, y es que las series te muestran a los personajes cometiendo delitos, pero no te llevan a explorar las consecuencias emocionales que hay detrás de cada uno de estos actos, para el protagonista, para la serie, para los fanáticos. Indudablemente, es uno de los factores determinantes que hacen a ‘Breaking Bad’ diferente.

Y lo cierto es que, tal como lo dije cuando terminó la serie, agradezco haber sido parte de ese fenómeno. Una de las mejores series de la historia, número uno en críticas y con actuaciones espectaculares. Eso es algo que aún me queda y que, en parte, calma mi pérdida.

Era mejor que termine cuando aún estaba en la cima.

Te puede interesar: