‘Fifty Shades Of Grey’: Hay cosas que sólo funcionan en libros

Ver una película como ‘Fifty Shades Of Grey’ en el cine es difícil. No por lo erótico del concepto sino por el público que acude a verla.

fifty-shade-gray

En la tarde, antes de ver la película, leí la maravillosa reseña que realizó Jorge Suárez para Expresiones, así que sugiero hagan lo mismo si quieren darse una idea de qué clase de público va a ver 50 sombras… Con esto claro, me referiré al concepto como tal.

Para quienes no lo sepan, ‘Fifty Shades Of Grey’ narra la historia de Anastasia Steele (Dakota Johnson) y Christian Grey (Jamie Dornan), con un factor importante: la exploración del BDSM.

La adaptación cinematográfica fue anunciada hace casi dos años, todo esto tras el fenómeno mediático que significó la trilogía escrita por E.L. James. Si hubiese existido Datainfox en esa época me hubiese gustado comentar acerca de éste hecho, pues a muchos sorprende que con la existencia de “chorrochocientas” novelas eróticas, sea justamente la de James la que tenga éxito. Pero no se necesita ser un genio para saber la fórmula del éxito: 50 Sombras no es una novela profunda, es escritura fácil, para cerebros deseosos de lectura fácil. Te entretiene, ese es su principal objetivo y eso hace exactamente la película.

fifty-shade

Ver la película es una experiencia diferente para cada uno… Primero que nada, debo decir que la actuación de Dornan es admirable, ni él se cree lo que está haciendo y diciendo, pero se mete en el personaje. Sabe que el fenómeno será tan grande que pagará sus cuentas por los próximos diez años, es una película que le dará tranquilidad a su carrera… Más adelante, con estabilidad económica de por medio, puede hacer lo que le gusta. Tiene a un gran amigo como ejemplo, Robert Pattinson (Edward Cullen, ‘The Twilight Saga’), quien ahora se da el lujo de demostrar su verdadera capacidad actoral y elegir los proyectos que realmente le gustan.

No así el caso de Dakota Johnson. Ni ella disfruta de lo que está haciendo ni nosotros de lo que vemos, al punto de que a veces, en serio, resulta tediosa en pantalla. No sé qué ve en ella Grey, personalmente puedo comparar su actuación con un huevo sin sal. La obligaron o eso es lo que demuestra. Muchos críticos habían comentado la pésima química entre los protagonistas, incluso hasta en las ruedas de prensa de promoción. Es verdad, esto se refleja en la pantalla grande. Diálogos vacíos, cero chispa. Vaya pues… ni un gramo de tensión sexual.

Para una cinta que está orientada más al sexo que al amor, la tensión sexual debe desbordarse en el ambiente y esto no ocurre con ‘Fifty Shades Of Grey’, tienes a un público ahogado de la risa en el cine porque ni los actores se creen lo que hacen. Es absurdo. Si pretendían que después de verla pase algo… pues no. Es una comedia, simple y sencillo. Hay cosas que sólo funcionan en libros.

Ahora bien, con todo esto claro. Debo decir que ‘Fifty Shades Of Grey’ no es una mala película. Simplemente no es lo que se vendió y tampoco tiene el espíritu erótico de los libros. Pero es de reconocer que tiene una excelente banda sonora, cada canción es aplicada al momento adecuado, mérito de producción, claro está.

shade-gray2

Del guión tampoco hay mucho que decir, está muy pegado al libro… Quizá demasiado y esto me molesta. Sam Taylor-Johnson no es una mala directora, la película como concepto general funciona, pero me hubiese gustado que se añada un factor sorpresa, algo que definitivamente no ocurrió gracias a E.L James y esto es malo: no hubo libertad creativa. Por ejemplo,  hay adaptaciones cinematográficas de libros que sorprenden al público agregando escenas, participaciones, etc., lo cual genera un debate. Sin embargo, en 50 Sombras esto no ocurre. Si leíste el libro, sabes la película. 

Algo que me agradó y debo reconocer fue que, aunque el eje central era Grey, el protagonismo se lo ganó a pulso Dornan, por lo que fue una excelente elección de casting. Es controlador al extremo y quienes convivamos o conozcamos a un hombre controlador, nos reímos entre dientes. En serio, lo refleja. Para quienes no lo sepan, a Jamie Dornan lo pueden ver en series como ‘New Worlds’ o como El Cazador en ‘Once Upon a Time‘, donde hace un gran papel. Madera tiene, 50 Sombras sólo será su empujón.

De las escenas sexuales tampoco hay mucho qué decir, comercialmente funciona. Hay desnudos, pero no demasiados, al punto en que no entiendo la calificación para mayores de edad. Creo que es tiempo en que el cuerpo femenino pueda ser mostrado sin tapujos, tampoco es que aparece el pene de Dornan en pantalla gigante. El tema del desnudismo se lo manejó correctamente, no es grosero ni vulgar. La gente debe entender que va a ver, dentro de lo que cabe, una película erótica. Para porno hay otras fuentes.

shade-gray1

En general, la película esta hecha para que vayas a verla y comer canguil. Es una experiencia que se vive en pantalla y en la sala, ya que la reacción del público, sobre todo en Ecuador, es épica. Ve con la mente abierta y dispuesto a reír sin parar. Si debes o no gastar dinero en verla en el cine, tengo dos teorías: si eres fan de la trilogía literaria y esperas que el libro sea adaptado por completo, saldrás feliz.

Si, por el contrario, eres fan del cine, no pierdas tiempo, ‘Fifty Shades Of Grey’ es una película de la que se hablará un par de meses y se olvidará. No será trascendente si no eres fan.

De nuevo, hay cosas que sólo funcionan en libros. 

Tráiler oficial

Hey! También puedes seguirnos vía Twitter, Facebook o Instagram

About Author

Danna Hanna

Periodista, locutora, community manager, melómana, seriéfila y cinéfila. Email: dhanna@datainfox.com