‘El Disco Rojo’ de Mamá, soy demente pone la vara muy alta para la producción nacional

Ciertamente, Mamá, soy demente no es para cualquiera. Creo que es de las bandas ecuatorianas distinguibles a los pocos segundos de comenzada una canción.

mamasoydemante-cover54

Pero para quienes no lo sepan, esta agrupación de rock experimental guayaquileña está conformada por Carlos Bohórquez y Dennis Darquea. Debutó con un disco homónimo en 2005, álbum que los hizo conocidos en la escena independiente, ya que recordemos que aquí se incluyen bastantes de sus temas más conocidos como: ‘Contra la pared’, ‘Carrusel’, ‘Zapping’, entre otros.

En vivo son una fiesta, lamentablemente no he podido verlos desde el Ermitaño Fest de 2013, donde adquirí el disco ‘49 días jugando en el inconsciente’, álbum estrenado en el 2011. Me gustó bastante, aunque lo deje de lado por un tiempo.

Sin embargo, cuando me enteré de que Mamá, soy demente regresaba, lo primero que pensé es que éste nuevo álbum no iba a cumplir las expectativas que tenía después de sus discos anteriores, incluso sentí una especie de terror de escucharlo y que no me gustara, así que simplemente esperé. El 20 de noviembre salió el sencillo, ‘La buena suerte’, y a la segunda escuchada me di cuenta de que la guitarra de la canción se iba a quedar en mi mente durante todo el día.

En mi opinión, ‘El Disco Rojo’ tiene el paseo completo que todo disco debería tener:  forma, contexto y enganche. Comienza con ‘De la existencia’ que me recordó a ‘Intro a todo el universo’ de Niñosaurios, muy buen tema como primera canción, y ella le siguen dos canciones que definen, aún más, al álbum. Cuando llegas a ‘La buena suerte’ estás a punto de llegar al clímax.

‘Profundidades’ es mi canción favorita del disco. Con pianos suaves y guitarras muy bien logradas, voces pegajosas y letras que te ponen cara a cara con realidades muy tristes. Así llego a la conclusión de que este disco es mi favorito de la banda, nada que hacer.

mamasoydemente432

A continuación están los dos temas más experimentales del disco, ‘Satanás en sotanas’ y ‘El sacerdote Sánchez’, este último tiene una poderosa batería y una guitarra rápida que hace que se llegue a un punto máximo, el teclado me sonó bastante al comienzo de ‘Sing for absolution’ de Muse, pegó bastante donde estaba.

De aquí en adelante, se empieza a cerrar con ‘Globalizador’ y ‘La no canción’, con esto lo doy por terminado. No es que ‘Creo que he venido de una nave espacial’ no me haya gustado, pero bien pudo haber sido suprimida, considerando lo corta que es.

Siendo este álbum el primero en salir de la escena ecuatoriana en 2015, es una gran primera impresión, una gran cara de lo que se viene, ponen la vara muy alta. Con ‘El Disco Rojo’, Mamá, soy demente dejó un estándar a superarse para el resto de discos que salgan este año, tendrán que trabajar mucho para ser una digna competencia.

Es un desafío para todos los músicos nacionales y que a nosotros, los fans, nos hará muy felices.

Escucha y compra ‘El Disco Rojo’ de Mamá, soy Demente

Redes Sociales

TW: @mamasoydemente1 | FB: Mamá, soy demente | SC: Mamá, soy demente.

Te puede interesar: